Un minuto del mundo por los 43 de México

Por Aldo Torres Baeza*, @AlTrres        

Jodorowsky da una conferencia en Japón. Cuenta una historia: a un monje budista le piden dar un discurso. El monje calla, y bajo su impenetrable silencio se filtra el cantar de los pájaros. Tras unos segundos, el monje dice: listo, ya di mi discurso. Galeano dice que sólo los tontos creen que el silencio es un vacío. No está vacío nunca. Y a veces la mejor manera de comunicarse es callando.

Sí, a veces el silencio expresa más que una palabra.

Sin embargo, este mundo, jodido mundo que animamos a diario, jamás está en silencio, ni menos quieto, siempre gira en sí mismo, como un trompo perforando el oscuro telón del infinito. Ya el año 2003, Eric Schmidt, director de Google, afirmaba que en toda la historia de la humanidad se habían creado 5 Exabytes de información. En este mundo, esa misma información se crea en 2 días, ¡dos días! Y seguimos sometidos por esta sobredosis de información, por esta inflación palabrería, siempre, a cada instante, todos: cuando, por ejemplo, duerme una mitad de la humanidad, despierta la otra mitad, y cuando duerme esa otra mitad, despierta la otra. Y así nos turnamos para multiplicar la información, día tras día, noche tras noche. Nunca para esta vorágine, este eterno tráfico de imágenes, palabras, sonidos, números, gráficos…

 Pero, ¿sirve de algo esta eterna hiperactividad?, ¿somos mejores personas creando tanta información?, ¿tenemos sueños más limpios, almas más puras? En fin: ¿hemos creado un mundo mejor a partir de toda esa información?…

 Bastarían un par de ejemplos para comprobar que no.

 Y si…

 Y si nos callamos, así como el monje, tan sólo por un minutito. Y si dejamos los teléfonos, y soltamos los dedos, y dejamos de esclavizar a los ojos. Y si le hacemos caso a Neruda, y aceptamos su invitación “a callar”, y nos quedamos en silencio, y estamos como ausentes, mirando desde lejos,

Por una vez sobre la Tierra

no hablemos en ningún idioma,

por un segundo detengámonos,

no movamos tanto los brazos.

 Quedémonos quietos, sin ensayar ningún movimiento, en las oficinas y los colegios, frente a las pantallas, en las plazas y las calles. Que hablen los pájaros y el viento, pero no nosotros. Por un minuto, sólo eso, nada más que un minutito. Y entonces así, bien quietecitos, guardamos un minuto de silencio planetario, un profundo y mágico minuto de silencio por los 43 de México.

Sería un minuto fragante,

sin prisa, sin locomotoras,

todos estaríamos juntos

en una inquietud instantánea.

Los pescadores del mar frío

no harían daño a las ballenas

y el trabajador de la sal

miraría sus manos rotas.

Los que preparan guerras verdes,

guerras de gas, guerras de fuego,

victorias sin sobrevivientes,

se pondrían un traje puro

y andarían con sus hermanos

por la sombra, sin hacer nada.

 ¡Pero que no se confunda este minuto de silencio con la inacción definitiva! Eso sí que no. Porque luego, ya despiertos, nos organizamos entre todos para darle una gran patada en el culo a ese asqueroso sombrero de smog que nos cubre las estrellas. Y sacamos todo el plástico de los mares, y reforestamos el mundo, y coloreamos todas las paredes, y jubilamos a unos cuantos políticos corruptos, a los desdichados por indolencia, a los fabricantes de armas y los traficantes de sueños. Que un poeta nos guíe, por un sólo un minutito, porque…

 Si no pudimos ser unánimes

moviendo tanto nuestras vidas,

tal vez no hacer nada una vez,

tal vez un gran silencio pueda

interrumpir esta tristeza,

este no entendernos jamás

y amenazarnos con la muerte,

tal vez la tierra nos enseñe

cuando todo parece muerto

y luego todo estaba vivo.

 Y ojalá así sea, que nos enseñe la tierra, y cuando todo parezca muerto, que nos sorprenda la vida, y estén vivos, los 43 estudiantes, vivos como el viento o las estrellas, vivos como la rebeldía que los reclama, vivos como el tiempo que nos atrapa, vivos como esta noche y su lámpara lunar, vivos como tú que lees y yo que escribo, vivos como sus padres que los buscan, vivos como el agua de las lágrimas que los lloran.

 

Fuente Alainet

*Periodista chileno

FOTO Hugo Ayot

Publicado en Crímenes políticos | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Conjuros para des-estabilizar la des-estabilización: ¿Quién quiere des-estabilizar a México?

Por Fernando Buen Abad Domínguez*

Dijo Enrique Peña Nieto que algunos quieren “desestabilizar” a México[1]. Apretó las quijadas, frunció el ceño, inyectó énfasis oratorio y blandió su dedo reporbatorio contra un alguien o algo de quien no dio nombres, señas particulares ni procedencias ideológicas. Un desplante torero y luego la nada misma. Efectismo inofensivo de un discurso pensado para hacer sentir o hacer creer que se ha convertido en víctima central de alguna conspiración de efecto televisivo inmediato. “Mucho ruido y pocas nueces”. Dicen los sabios que más saben por diablos.

¿ Acaso no hubiese sido lógico escuchar una denuncia formal, ante autoridades correspondientes, sobre la citada conspiración des-estabilizadora? ¿Acaso no es eso lo que debería hacerse para saber de quiénes se trata, dónde fueron pillados, qué piensan, cómo actúan, quién los financia y quién los manda?. Todo eso bien redactado por algún encargado de “prensa presidencial”, sin ambigüedades leguleyas y con un abogado -de los que tienen muchos-, capaces de esclarecer de inmediato (sin “chivos expiatorios”) el tamaño, la longevidad, la ubicación y las consecuencias de tal conspiración… todo ante las mismísimas “autoridades legales” responsables de conjurar tamaña amenaza contre el presente y el futuro de un país. ¿No sería eso mejor que pronunciar palabras de efecto noticiero entre anuncios de tequilas caros?. Y no obstante… nada.

Bueno hubiese sido que antecediera a la “denuncia” mediática de Peña, un diagnóstico exacto del momento que México vive en términos de marginación, hambre , desamparo en vivienda, educación, salud y trabajo. Un retrato preciso sobre el papel de los latifundistas -hoy mismo- en todo el país, el papel de los grupos empresariales y banqueros con su avidez usurera, sus tazas de interés “por los cielos” y su desinterés galopante por el malestar del país. Bueno hubiese sido un cuadro de situación meticuloso sobre el poder del crimen organizado, su penetración en las instituciones –todas- y los muertos provocados además de los heridos físicamente, psicológicamente y políticamente. Bueno hubiese sido para entender en qué contexto nacional, e internacional, Peña acusa a ese (o a esos) alguien de querer desestabilizar a un “Estado fallido” por demás inestable desde que se emprendió el paquetazo de reformas neoliberales que entregan las riquezas del pueblo, la mano de obra y las conciencias a negociosos trasnacionales. Pero no fue. Nos quedamos con el efecto y sin el contenido. Se lo puede ver directamente en: http://www.proceso.com.mx/?p=388117

Un “viejo truco” mediático, bobalicón y simplista, recomienda hacer alharacas sobre amenazas y ataques nacidos de fuentes desconocidas o de enemigos “satánicos” o satanizados a más no poder. Ese fue el truco de las “Torres Gemelas”, fue el truco de Pearl Harbor, el truco de Orson Wells y el truco de casi cualquiera que quiera “cerrar” filas entre sus huestes porque conviene hacerlos sentir bajo amenaza. El miedo usado como disciplinador de la obediencia en los amedrentados. Cuento aburrido por simplón. En el desarrollo de ese “viejo truco” participan, voluntaristas, todas las triquiñuelas mediáticas amasadas por las máquinas de guerra ideológica burguesas para poner su toque de infamias y canalladas a destajo, especialmente si son útiles para criminalizar a los luchadores sociales o los movimientos de masas que, en su hartazgo, buscan superar el estado calamitoso en que el neoliberalismo ha hundido a México. Hasta el más disciplinado demócrata será acusado de “desestabilizador” si al poder servil al imperio le viene en gana pisotearlo o lincharlo mediáticamente. Recordemos a Salvador Allende ejemplo exacto.

Lo que Peña sí hizo en su discurso de advertencia, fue avisar que su “proyecto” no se detendrá y eso sí que tiene destinatarios precisos que son los interesados con quienes negocia la entrega de PEMEX otras muchas riquezas estratégicas de México. Le habrán exigido gestos para tranquilizar a los mercaderes. Es decir, los jefes del mercado.

Toda la “energía” salida de sus quijadas y de su sintaxis añeja, no se ha visto igual en horas en que un país entero sigue preguntando ¿En dónde están los 43 desaparecidos? ¿Quiénes son los autores intelectuales y materiales de todos los crímenes? ¿Cuándo explicarán por qué han tardado tanto para intervenir en esta desgracia y quién es responsable de la ineficacia de esa intervención tardía teñida con negociados electorales? ¿Qué Justicia se hará (rápido y bien) por los padres de las víctimas… de todas las víctimas asesinadas (140 000); de todos los desaparecidos (30 000); de todos los desplazados de sus tierras, viviendas y terruños (300 000)? En las muchas y muchas palabras de denuncia retórica por Peña Nieto y su idea de “des-estabilización” no hubo ni un segundo, ni una frase, para responder la pregunta de todas las preguntas ¿Dónde están los 43?, no hubo interés ni atención por la exigencia mayor entre todas las exigencias más urgentes a esta hora. Simplemente se hizo pasar por víctima de no se sabe quién, qué o quiénes. Insistamos. ¡Vivos se los llevaron… Vivos los queremos!

[1] Peña denuncia complot; “quieren desestabilizar a mi gobierno”, acusa. http://www.proceso.com.mx/?p=388117

*Universidad de la Filosofía

http://fbuenabad.blogspot.com/

Tomado de ALBATV

Publicado en Crímenes políticos | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Próximos 18 meses decisivos en lucha por la libertad de los tres cubanos aun presos en EE.UU.

Por Volker Hermsdorf, desde La Habana

Entrevista con Fernando González, uno de Los Cinco, en La Habana

Fernando González, miembro de los “Cinco Cubanos” detenidos y encarcelados en EEUU en 1998, fue el segundo de ellos en ser liberado, en febrero de 2014.  Regresó el 28 de febrero a Cuba y actualmente es VicePresidente del Instituto de Amistad con los Pueblos (ICAP). Hablamos con él en la sede de esta institución en La Habana.

Usted estuvo encerrado 15 años, 5 meses y 15 días porque quería proteger a sus compatriotas de los ataques terroristas. Usted regresó a Cuba a finales de febrero, y, desde entonces, lucha por la libertad de sus tres compañeros aún encarcelados en los EUA.  ¿De dónde saca la fuerza para ello luego de tanto tiempo en prisión?

Sobre todo a partir del deber por nuestra causa. El tiempo de la cárcel lo comprendí también como una preparación para el tiempo después de la salida de la misma. Al ser liberado tuve el deseo de seguir siendo útil a mi país y a nuestra sociedad y la sensación de haberme preparado bien para ello. Si bien es cierto que René y yo fuimos liberados de la prisión, también lo es que nuestro objetivo era y sigue siendo la libertad y el regreso de los cinco en su conjunto. Veo como mi tarea más importante luchar por eso con toda mi energía. Ahí está todo el secreto de la fuerza.

No obstante, casi 16 años en aislamiento constituyen una carga que no se puede imaginar alguien que no lo haya vivido personalmente. ¿La cárcel no lo ha cambiado a usted?

Yo era alguien que estaba encerrado físicamente en la cárcel y que tenía que estar allí, pero mi mundo real era siempre el mundo fuera de la prisión. Mi vida no era la de un prisionero inactivo que estaba vegetando, sino la de un activista limitado temporalmente  en su libertad de movimiento. Por supuesto, también hay que dedicar su atención a lo que le rodea a uno a diario en la cárcel. Pero mi manera de hacer frente a la cárcel era dedicándole la mayor parte de mi atención y de mis energías a las cosas fuera de la prisión, como los cambios actuales en nuestro país, la lucha por un mundo diferente, el compromiso con la liberación de los Cinco y el trabajo de los grupos de solidaridad en todo el mundo. Además, he leído, he estudiado mucho, me he ocupado de las cosas que me han interesado y que me parecían útiles para el tiempo después de mi liberación.  Los muchos amigos de Cuba y el movimiento de solidaridad en todo el mundo me han ayudado mucho para estar siempre al día. En todos esos años esto me ha dado la fuerza y la energía que ahora pongo en la lucha por la libertad de los Cinco.

¿Durante todo ese tiempo no era importante para usted su destino individual?

Desde nuestro arresto siempre hemos luchado por el regreso de los “Cinco Cubanos”. No se trataba, ni se trata de la libertad de los individuos, sino de los Cinco. Somos una unidad. El sentido de mi vida no lo veo -como la mayoría de los cubanos- en mi propia individualidad. Por supuesto que todos somos individuos. Naturalmente, cada uno de nosotros tiene un desarrollo individual que cada cual tiene que conformar y mantener y, por supuesto, todos nosotros somos diferentes los unos de los otros, tenemos diferentes conocimientos, habilidades y sentimientos.

Pero todo esto puede, en mi opinión, desarrollarse sólo en un contexto social. Nosotros, los Cinco, no fuimos encarcelados por haber cometido un error, sino por nuestro compromiso social. Esto también responde a la pregunta frecuente sobre de dónde sacamos la energía para resistir durante tanto tiempo. Creo que una de las razones es que no vemos nuestra situación como un destino individual.  Estamos conscientes de que somos parte de un proceso histórico. Somos parte de una sociedad que está tratando de construir un proyecto, una alternativa a lo que existe en nuestro continente desde hace 500 años y que ha provocado pobreza, desigualdad, injusticia y política criminal. Porque son crímenes el terror contra nuestro país y las guerras que trae este orden social.  Nosotros enfrentamos esto con el Socialismo en Cuba como alternativa. Nuestro adversario político, los Estados Unidos, es el país más poderoso del mundo. Ellos luchan en contra de la pequeña Cuba debido a su decisión de ser un país independiente.

¿Qué papel juega para usted el concepto de “dignidad”?

Uno muy decisivo. Nuestro país ha estado dominado durante siglos por conquistadores, potencias coloniales y por imperialistas. Con el Triunfo de la Revolución, el pueblo cubano también ha defendido su dignidad. Este se convirtió en un faro para todo el continente.  No nos dejaremos quitar de nuevo nuestra dignidad. Esta actitud también fue importante en la prisión.

Aparte de nuestras convicciones políticas y nuestra conexión con el proyecto social por el cual apuesta Cuba, para nosotros siempre fue importante nuestra dignidad. Para cada uno de nosotros hubiera sido peor que la cárcel si nos hubiéramos doblegado ante los gobernantes de un país que se destaca por una causa injusta, tal como el terrorismo contra Cuba. Nuestra actitud ante el tribunal, nuestra actitud en la cárcel estuvo en todo momento marcada por la conciencia de que hay que defender la dignidad de nuestro pueblo y la nuestra propia. Abogar por esto confiere una gran fuerza, porque un hombre puede perder su dignidad sólo una vez, y si él la defiende es más fuerte que el adversario.

¿Cómo evalúa usted la oportunidad –que algunos apuntan- de que antes del fin del mandato del Presidente Obama se pueda llegar a una solución en el caso de los Cinco?

Esto es difícil de evaluar en vistas de los resultados de las recientes elecciones de medio término. Sin embargo, hay cosas que indican que al menos se debe intentar. El Presidente Obama, sus asesores y los empleados son conscientes del caso de los Cinco Cubanos. Nadie sabe quién se acercará a Obama, pero en cualquier caso vamos a tener que empezar con un montón de actividades desde el principio. Por lo tanto, en los próximos meses debemos centrar todos los esfuerzos en acercarnos a una solución.  Las posibilidades hoy son mejores que hace uno o dos años.

Por ejemplo, yo tengo la impresión de que el bloqueo total de los medios de comunicación sobre el caso de los Cinco se está desmoronando en los Estados Unidos. The New York Times, uno de los diarios más grandes e influyentes en los EE.UU., ha informado ampliamente sobre el caso y sugirió un intercambio con el agente estadounidense Alan Gross, que se encuentra preso en Cuba. En las últimas semanas, los editores de este importante periódico, creador de opinión, han pedido un cambio en la política de Washington hacia Cuba en seis editoriales. Muchos periódicos regionales, emisoras de radio y de televisión se basan en sus argumentos. En los Estados Unidos -de acuerdo con las encuestas de opinión- la mayoría de la población está ahora a favor de un cambio de política hacia Cuba. Numerosas personalidades, artistas, líderes religiosos y políticos, entre ellos algunos conservadores, piden la normalización de las relaciones. Hillary Clinton -al parecer intencionalmente, antes de su presentación como una candidata a la presidencia– aboga de repente por el levantamiento del bloqueo. Esto significa que ella espera más provechos que daños de un rumbo en dirección a la normalización para su objetivo electoral y que los grupos de interés poderosos que financian las campañas electorales de los políticos en los Estados Unidos parecen apoyar este rumbo. También son notables las observaciones positivas del Secretario de Estado John Kerry sobre la misión de los médicos cubanos en las regiones de África afectadas por el Ébola. Todo esto son gestos políticos.

Pero a los gestos no les ha seguido un cambio de la política. ¿Ve usted oportunidades para ello?

En abril de 2015 se llevará a cabo en Panamá la Cumbre de las Américas en la que Cuba participará por primera vez. Los EE.UU. se ven obligados a aceptar eso, ya que los países de América Latina, incluidos los aliados más cercanos de los Estados Unidos, insisten en ello. Muchos están atentos a lo que pasará allí. Está claro que ninguna decisión de los políticos estadounidenses será tomada a partir de razones sociales o humanitarias o por su sentido de la justicia, sino siempre a partir del helado cálculo político y para su propio beneficio. Los EE.UU. sólo se moverán en el caso de los Cinco, si el precio para ello de mantenerlos detenidos en la cárcel es más alto que el de dejarlos en libertad. Yo valoro la situación de la siguiente manera: en los próximos 18 meses tendremos oportunidades de éxito en la lucha por la libertad de los Cinco como nunca antes.  Debemos aprovecharlos y aunar los esfuerzos para conseguir que nuestros compañeros de lucha sean liberados.

Versión en español para Cubainformación – Traducción: Yenki Bravo Colina – Original en alemán para Junge Welt

Publicado en 5 cubanos prisioneros del imperio, Entrevistas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Muestras de solidaridad con médico cubano invaden las redes sociales (+Mensaje de su hijo Alejandro)

lapolillacubana26:

#FuerzaFélix, desde #LaHabana vaya mi abrazo solidario y muchas buenas vibras por tu recuperación!!

Originalmente publicado en Visión desde Cuba:

solidaridad-con-felix-baezLa periodista avileña Idania Pupo Freyre compartió en su cuenta de Facebook el siguiente mensaje: Queridos amigos de Facebook, les propongo hacer una gran cadena de apoyo para nuesto hermano el doctor Félix Báez Sarría, especialista en Medicina Interna, miembro de la Brigada del Contingente Internacional “Henry Reeve” que se encuentra en Sierra Leona en el enfrentamiento a la epidemia de Ébola, y que está contagiado con el mortal virus. Vamos a poner mensajes de solidaridad y aliento para su familia, vamos a expresar nuestro deseo de que Félix se recupere y regrese a la Patria.

Ver original 470 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Félix Báez Sarría, mi doctor

lapolillacubana26:

“Hoy deseo, como todo el pueblo cubano, la mejoría de Félix y su pronta recuperación. Félix es parte de este pueblo digno y solidario, al que NO pueden manchar las calumnias de nuestros enemigos”.

Originalmente publicado en Visión desde Cuba:

felix-baezPor Percy Francisco Alvarado Godoy. La noticia me llegó con sorpresa y causó en mí, no lo niego, profunda conmoción. Aquel joven que me atendió durante meses en una de las salas de Hospital Militar Carlos J. Finlay, ha sido detectado con ébola mientras cumplía una misión solidaria en Sierra Leona.

Según las noticias más actuales, Félix será trasladado al Hospital Universitario en Ginebra, siguiendo todos los protocolos establecidos por la Organización Mundial de la Salud.

Ver original 300 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario