Lucho Roa e Ismael de la Torre cantan los poemas del preso cubano Antonio Guerrero

La Librería Primado y la Asociación de Amistad con Cuba José Martí presentan en Valencia el disco “Seguimos en pie”



Sigo en pie por amor, por cosas mías, con buena edad para cambiar, sereno, para enfrentarme ante el espejo, ameno y entrar a averiguar mis alegrías
Sigo en pie por razones, por mis guías, por decirme que el mundo no es ajeno y que no hay que pedir un visto bueno para uno celebrar sus cumpledías
Los versos tienen hoy los ojos fijos, los sueños el gemido de otros sueños, las palabras de amor, nuevos prefijos,
los latidos suenan de otra manera, pero no te preocupes de estos dueños porque yo sigo en pie hasta que muera.

Antonio Guerrero, 28 de diciembre de 1999

 

Cumplió el 16 de octubre 56 años, de los que ha pasado nada menos que 16 en cárceles estadounidenses. Antonio Guerrero fue uno de Los Cinco arrestados en septiembre de de 1988 en Estados Unidos por la peregrina razón de combatir a grupos “terroristas” que operaban desde Miami. Actualmente permanece entre rejas, al igual que sus compañeros Ramón Labañino y Gerardo Hernández. Antonio Guerrero ha dedicado una parte de la eterna espera a componer poesías, algunas recogidas en el disco de dos cantautores -el chileno Lucho Roa, y el cubano Ismael de la Torre- titulado “Seguimos en pie”.

El trabajo, presentado en Valencia el 17 de octubre en un acto organizado por la Librería Primado y la Asociación Valenciana José Martí de Amistad con Cuba, se estrenó el pasado julio en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) de La Habana, con la presencia del expreso Fernando González Llort, y en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). El disco también se ha presentado en Madrid, en la Sala Moby Dick y en la fiesta del PCE, y en Bilbao (en la fiesta del 25 aniversario de Euskadi Cuba).

“Seguimos en pie” es el resultado de una obra colectiva que reivindica la libertad de Los Cinco cubanos presos (actualmente permanecen tres en la cárcel). Se compone de un primer disco con cinco poemas musicados de Antonio Guerrero, a cargo de Ismael de la Torre y Lucho Roa; y un DVD (“Cinco palmas y un pincel”) cuya autoría corresponde a Paco Bernal, miembro de la Asociación de Amistad con Cuba Camilo Cienfuegos de la Marina Alta (Alicante). Del diseño gráfico se ha hecho cargo Esther Jávega.

La intención política del trabajo figura claramente en el libreto que lo acompaña, donde se recuerda que el “injusto juicio (a los cinco cubanos) duró más de seis meses, convirtiéndose en el más largo en Estados Unidos hasta ese momento, y aunque jamás se probó, fueron acusados y condenados por conspiración para cometer espionaje. A pesar de las evidentes y múltiples violaciones legales cometidas durante todo el proceso, Los Cinco fueron sentenciados a condenas que sumaron 4 cadenas perpetuas de más de 77 años, confinados en diferentes cárceles de máxima seguridad, sin comunicación entre ellos e impidiendo en muchos casos las visitas de sus familiares”.

El cantautor Lucho Roa nació en 1957 en San Bernardo, una localidad del área metropolitana de Santiago de Chile. Creció en una atmósfera de lucha política, efervescencia cultural y conflicto social, de hecho, vivió con su familia los tiempos de la Unidad Popular y el golpe fascista de 1973. Muy pronto, a los 8 años, sus padres ya lo matricularon en la escuela de cultura artística, donde guitarra, canto y música popular. En 1995 decidió abandonar su país y recaló en el estado español, donde actualmente reside. Lucho Roa no sólo musicaliza poesía. También recita y acompaña musicalmente los versos de Lorca, Miguel Hernández, Machado, Neruda o Alberti; o interpreta, además de canciones propias, a Víctor Jara, Violeta Parra, Víctor Heredia o Atahualpa Yupanki, entre otros.

En cuanto a Ismael de la Torre, la música le corre por la sangre. Su padre, también trovador cubano, formaba parte del trío “De la Torre”. Éste músico, poeta y trovador acumula más de dos décadas de experiencia profesional, incluida la participación en todos los movimientos de la “Nueva Trova” cubana. Además del lirismo poético, uno de los rasgos de su obra es la mezcla. Ismael de la Torre combina y fusiona ritmos como la guaracha, el son, la samba y el pop. También tiende puentes entre la tradicional y la “Nueva Troba” cubana.

El disco cuenta además con la colaboración del músico de origen cubano Orlis Pineda, quien llegó a España en 1997. Define sus letras como un viaje “a través del amor, la nostalgia, la filosofía y la esperanza”. En sus canciones no resulta extraña la mezcla de música cubana con otras tradiciones, como el flamenco, el pop-rock, la samba, el rap y el reggae. Orlis Pineda es autor de la canción titulada “Cinco razones”, la octava del disco “Seguimos en pie”, seguramente el himno de todos aquéllos que perseveran en la lucha por la libertad de Los Cinco.


Cinco rincones cinco razones cinco voces cinco ilusiones
sin condiciones sin opiniones llevan la verdad en sus corazones

El mundo se levanta el mundo de clamor el mundo que entiende de dolor
pone su esperanza y pide como yo el derecho, la justicia y la razón

Anda y pon tu corazón mira que la vida es un reloj
Anda y pon tu corazón para que ellos puedan ver el sol

Estribillo: Hay que luchar hay que seguir recopilando caminos para que puedan vivir

Hay que luchar hay que seguir hagamos un sacrificio para que puedan salir


P-¿Cómo definiríais en breve los poemas de Antonio Guerrero, su temática y contenidos?

Ismael de la Torre: Son poemas que tienen sobre todo un sentimiento muy fuerte hacia la patria cubana. Por ejemplo hay uno, “Eterna inmunidad”, que habla del amor a la patria y también a la pareja. Otro titulado “Rompiendo el muro” habla de la prisión, de la situación en la que se encuentra Antonio y de una futura salida.

Lucho Roa: En el libro de Antonio “Desde mi altura” hay muchas citas de autores como Benedetti o Neruda. Lo que me llama la atención de este libro, escrito entre cuatro paredes y en un duodécimo piso, es que él dice “voy a contar mi experiencia aunque reconozco que no soy un poeta y no tengo esa lírica, ni esa verborrea… Pero yo tengo que transmitir esto”. Hay una esencia de lo que quiere transmitir, a lo mejor sin ese fundamento literario, pero que es lo que a mí me importa. El saber reconocerse en ese momento jodido, pero con dignidad.

P-¿En qué condiciones están compuestas estas letras a las que acompañáis de música?

ILT: Los escribió al principio de estar preso en Estados Unidos. Por eso, en el fondo de los poemas, yace la realidad de ese momento en la cárcel, la de Antonio Guerrero pero también la de Los Cinco.

LR: Los empieza a escribir a los tres años de estar preso. Si lees el libro de Antonio, te das cuenta de que es una poesía muy directa. Además, te hace sentir y reflexionar pero sin hacer daño. Él lucha desde su interior. Sabe que es un hombre justo, libre y que lo que está viviendo es una injusticia.

P-¿Conocisteis personalmente a Antonio Guerrero?

ILT: El trabajo de musicalizar los poemas lo había ya realizado en 2007 en La Habana, con actores de la televisión y otros cantautores. A Antonio no llegué a conocerlo personalmente, pero sí a su hermana Maruchi. Cuando surgió el proyecto entré en contacto con ella.

LR: Sólo a través de correos indirectos o de otras personas nos hemos podido saludar y conocer. Creo que escuchó algunos de los poemas musicalizados a través del formato MP3 o en las redes, ya que en la cárcel no tenían acceso a los discos. Hay otra cuestión. Cuando me refería a Los Cinco (ahora los tres presos) pensaba que estaban en una cárcel todos juntos, pero no, están separados y a kilómetros de distancia.

P-¿Cómo surgió la idea de impulsar “Seguimos en pie”?

ILT: Del proyecto me habló el presidente de la Asociación Valenciana José Martí de Amistad con Cuba, David Rodríguez, en la embajada de Cuba. Estábamos con otro trovador, Orlis Pineda. Eso fue hace cuatro meses. Le dije que con mucho gusto podía contar conmigo. Llegamos a Valencia y grabamos los temas muy rápidamente.

LR: Cuando contactamos, Ismael tenía unos trabajos previos, y yo también. El libro de Antonio lo tenía marcado para hacer 10 o 12 canciones, pero tiempo no había para componer tanto. Te lo digo honestamente, las melodías salieron en nada…

P-¿Entendéis la música y el arte en general al margen del compromiso político?

ILT: En mi caso yo siempre he sido “misionero”. He participado en la “Misión Cultura” en Cuba, y el arte lo pongo al servicio de la Revolución y de buscar un mundo mejor.

LR: Vengo de una tradición folclórica y de un país, Chile, donde aprendí de Violeta Parra, Atahualpa Yupanki, o poetas como Neruda y los españoles de la Generación del 27. Todos los que cantaban y leían poesía decían cosas. El arte, por tanto, ha de estar comprometido con los movimientos. También con lo vivencial y lo existencial. Todo lo que yo hago es política.

P-¿Qué os parece la acogida del disco en los lugares donde habéis actuado?

ILT: Estuve en Bilbao, precisamente se lo contaba a Lucho ahora, y lo pasé muy bien. La gente quedó muy contenta y muy interesada por el disco. La primera presentación fue en La Habana, donde no pude estar, pero me han dicho que la cosa fue muy bien…

LR: Considero que el disco ha tenido una buena acogida y que hemos de seguir trabajando. Lo hemos presentado en lugares de formato “cámara” (como yo digo), ante un pequeño público, no en grandes escenarios. Ahora hacemos gestiones para “sacar” este trabajo del territorio español. Pero tampoco se trata de tocar por cantar. Hay un contexto de político y de denuncia, y así nos lo hemos de plantear.

P-¿Destacarías alguna anécdota o experiencia singular durante la composición del disco?

ILT: La grabación de los temas la hicimos muy rápido. Yo me sentía muy motivado. Cuando uno se dispone a grabar un disco, lo normal es que se demore un poco (puede que hasta seis meses), pero esto era algo muy importante y uno pone todo el empeño.

LR: Coincidimos con Ismael de la Torre sin habernos conocido en la elección de un mismo poema para musicar. Cada uno lo compuso con una melodía diferente, y aparece en el disco dos veces musicalizado. Él lo grabó en Cuba y yo en Valencia.

P- Un cantautor chileno y un trovador cubano. ¿Cómo ha resultado la mezcla?

ILT: Siempre he trabajado con chilenos en Cuba. De hecho, he trabajado con un amigo mío, cantautor y artista plástico, Carlos Ayress, que fue director del Memorial Salvador Allende en La Habana. Un luchador tremebundo. Me produce también mucha emoción aquí, en España, tener un amigo como Lucho Roa, cantautor chileno. Nos estamos conociendo ahora. Y muy bien que nos va…

LR: Me encanta, claro. Siempre he tenido contacto con músicos cubanos y les quiero y les respeto. Hay músicos chilenos en La Habana que han hecho una importante labor allí. Cada vez que estoy con un cubano en un escenario -estuve en julio en La Habana- para mí supone estar comprendiendo una cultura diferente.

P- En cuanto a Los Cinco…

ILT: Una injusticia total. Desde el punto de vista de los artistas, hemos de hacer más eventos porque es la única forma de que salgan. Es necesario más empeño con el arte.

LR: Considero que es difícil saber el final de esto. Pero en la medida en que denunciemos y digamos que son inocentes y que no hay nada probado, que los cargos no son reales y que hay tres personas presas todavía… En la medida que hagamos un disco, un mural… Esto invita a que la gente que no conoce el caso se pueda posicionar. El artista ha de estar “donde las papas queman”. El caso de Antonio Guerrero es el de un ser humano privado de todo, y con lo que implica estar encerrado en una prisión de Estados Unidos.

P- Por último, ¿Cuál es el gran propósito del disco?

ILT: En primer lugar, que llegue a la gente lo que ha escrito Antonio Guerrero. Y que lo liberen, claro, que es lo que nos hace falta. A él y a Los Cinco.

LR: Un objetivo político. En la medida que me pueda sentir útil como artista, compositor y cantor para que la gente pueda sensibilizarse. Es lo que tiene que quedar.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Publicado en 5 cubanos prisioneros del imperio | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¡QUE PASO MÁS CHÉVERE EL DE LOS 5 EN TWITTER!

lapolillacubana26:

¡Los 5…Volverán! Y con la mano pa’ arriba y dando palmá ¡Los 5…Volverán!

Originalmente publicado en :

Cinco Héroes

Cibermétrico

Hola amigos ¡Que bueno estar de vueltas con ustedes! Y mucho más si es para compartir una noticia tan buena. Así mismo mi gente ¡a paso de conga y con tremendo tumbao! Van abriendo camino nuestros 5 hermanos en Twitter. Allí todo el mundo quiere saber de ellos, del por qué de su injusto encierro. A través de esta espacio virtual se esta tocando las puertas de los norteamericanos y le estamos gritando bien alto ¡#Obamagivemefive!

Resulta que el pasado 15 de septiembre se promovió un Twitazo mundial por los 5. Estas iniciativas siempre son muy bien recibidas por los internautas que están ávidos de compartir y conocer información sobre el caso. Este evento en particular demostró la solidez y fortaleza del movimiento de solidaridad. Les cuento que en solo 3 días se escribieron cerca de 28 mil mensajes relacionados con las etiquetas #freethefive y #coloquio5heroes, logrando vincular a…

Ver original 313 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El viraje de un diario

Por César Lévano*

El diario más importante de los Estados Unidos, The New York Times, ha publicado, en inglés y español, un editorial cuyo título es elocuente: “Tiempo de acabar el embargo de Cuba”.

 La noticia se difundió al mismo tiempo que aparecía la declaración de John Kerry, secretario de Estado, en que celebraba la actitud de Cuba de enviar una Brigada Médica a Sierra Leona, para combatir el ébola, que tiene en ese país africano su principal foco de infección.

 Algo se mueve en el mundo. El editorial del diario neoyorquino ofrece argumentos que lo demuestran. Dice, en su primer párrafo: “Cuando mira un mapa del mundo, el presidente Obama debe sentir angustia al contemplar el lamentable estado de las relaciones bilaterales que su administración ha intentado reparar. Sería sensato que el líder estadounidense reflexione seriamente sobre Cuba, donde un giro de política podría representar un gran triunfo para su gobierno.”

 Señala el texto que, por primera vez en medio siglo, se han producido cambios en la opinión pública de los Estados Unidos respecto a Cuba y que en la isla se han introducido reformas, todo lo cual ha hecho que sea políticamente viable restablecer relaciones diplomáticas y acabar con “un embargo insensato”.

 Recuerda luego que Cuba está permitiendo que sus ciudadanos se empleen en el sector privado y que vendan autos y casas. La Habana, enfatiza el diario, ha expresado que reanudaría con gusto las relaciones diplomáticas, sin condiciones previas.

 El primer paso para una normalización, explica, sería retirar a Cuba de la lista que el Departamento de Estado mantiene para sancionar a los países que respaldan grupos terroristas. Cuba fue incluida en 1982 por apoyar movimientos rebeldes en América Latina. Pero eso es cosa del pasado.

 Anota el diario que la propia administración Obama reconoce que Cuba está desempeñando un papel constructivo en el proceso de paz en Colombia.

 Podría agregarse que hace ya tiempo Fidel Castro criticó los secuestros practicados por guerrilleros colombianos e instó a éstos a buscar la cesación del fuego, camino a la paz.

 La izquierda latinoamericana sabe que ha pasado la época de los fierros.

 Entre los elementos de juicio que aporta The New York Times figura un cambio en la opinión de los cubanos arraigados en Norteamérica. Esos exiliados han tenido mucho peso en la línea anticubana de Washington, y hasta en las elecciones estadounidenses. Una reciente encuesta revela que 52 por ciento de los norteamericanos de origen cubano en Miami considera que el embargo a Cuba debe terminar.

 Algo se mueve, en efecto, en el mundo.

 *Director de diario Uno

 Recibido por correo electrónico, ha sido imposible localizar el texto en Diario UNO del 19 octubre, 2014

Imagen agregada RCBáez sobre caricatura de Lacoste

Publicado en Relaciones Cuba-USA | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Editorial de The New York Times: La impresionante contribución de Cuba en la lucha contra el Ébola

Cuba es una isla pobre y relativamente aislada. Queda a más de 7,000 kilómetros de los países africanos donde el ébola se está esparciendo a un ritmo alarmante. Sin embargo, debido a su compromiso de desplazar a cientos de médicos y enfermeros al eje de la pandemia, Cuba podría terminar jugando el papel más destacado entre las naciones que están trabajando para refrenar la propagación del virus.

La enorme contribución de Cuba, sin duda, forma parte de sus esfuerzos por mejorar su estatus en el escenario mundial. Aún así, debe ser aplaudida e imitada.

El pánico que ha generado la epidemia alrededor del mundo no ha producido una respuesta adecuada por parte de las naciones que tienen la capacidad de contribuir. Aunque Estados Unidos y otros países han ofrecido su disposición a contribuir dinero, únicamente Cuba y unas pocas organizaciones no gubernamentales están proporcionando lo que se necesita con mayor urgencia: profesionales médicos dispuestos a atender pacientes.

Los médicos en África occidental necesitan urgentemente apoyo internacional para construir centros de aislamiento y poner en práctica mejores mecanismos para diagnosticar pacientes, antes de que desarrollen síntomas avanzados. Más de 400 profesionales médicos han sido infectados y, aproximadamente, 4,450 pacientes han muerto. Dado que se han diagnosticado unos pocos casos en Estados Unidos y Europa, las autoridades médicas temen que el virus pronto podría volverse una crisis mundial.

Es lamentable que Washington, el principal contribuyente financiero a la lucha contra el ébola, no tenga vínculos diplomáticos con La Habana, dado que Cuba podría terminar desempeñando la labor más vital. En este caso, la enemistad tiene repercusiones de vida o muerte, ya que las dos capitales no tienen mecanismos para coordinar sus esfuerzos a alto nivel.

Para la administración Obama, este dilema tiene que enfatizar la idea de que los frutos de normalizar la relación con Cuba conlleva muchos más beneficios que riesgos.

De los extranjeros que trabajan en África occidental, los médicos cubanos van a estar entre los más expuestos y, es muy posible, que algunos contraigan el virus. La Organización Mundial de la Salud está coordinando la labor de los médicos, pero no está claro cómo manejaría la atención y el traslado de aquellos que llegaran a enfermarse. Para transportar pacientes con ébola se necesitan equipos de expertos y aviones equipados con cabinas de aislamiento. La mayoría de compañías de seguros han dicho que no están dispuestas a trasladar pacientes con ébola.

El Secretario de Estado John F. Kerry elogió el viernes el “coraje de todo profesional médico que está asumiendo este desafío”, e hizo una alusión breve a la contribución de Cuba. El Ejército estadounidense ha desplazado aproximadamente 550 soldados para respaldar a las autoridades médicas en los países afectados. Sería cuestión de sentido común y compasión que el Pentágono les ofreciera asistencia a los cubanos, en caso de que alguno se enfermase. Por ejemplo, debería darles acceso al centro médico que construyó en la capital de Liberia, y ayudar con la evacuación de médicos enfermos. Es indispensable reconocer que la labor de los especialistas cubanos contribuye al esfuerzo mundial.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses, insensiblemente, se han rehusado a indicar si estarían dispuestos a brindar algún tipo de apoyo.

Miembros del sector médico en Cuba son conscientes de los riesgos que toman al asumir misiones peligrosas. Médicos cubanos desempeñaron el rol principal en la lucha contra el cólera en Haití, después del terremoto de 2010. Cuando algunos regresaron enfermos a Cuba, la isla tuvo que combatir el primer brote de la enfermedad en una década. Si el ébola llegara a Cuba, representaría un desafío más serio para la isla y la región, lo que elevaría el riesgo de que se dispare el número de casos en el hemisferio.

Cuba ha enviado médicos y enfermeros a zonas de desastre durante décadas. Luego del huracán Katrina en 2005, el Gobierno en La Habana ofreció enviar a equipos médicos para atender heridos en Nueva Orleans. Líderes estadounidenses rechazaron ese ofrecimiento. Pero se alegraron al oír, en días recientes, que Cuba estuviera movilizando un grupo para misiones en Sierra Leona, Liberia y Guinea.

Con apoyo técnico de la Organización Mundial de la Salud, el gobierno cubano capacitó a 460 médicos y enfermeros en cuanto a las estrictas precauciones que son necesarias para atender a los pacientes que padecen un virus altamente contagioso. El primer grupo, conformado por 165 profesionales, llegó a Sierra Leona en días recientes. José Luis Di Fabio, el representante de la entidad de salud, dijo que el equipo enviado a África incluye médicos que han trabajado anteriormente en la región, lo cual los hace aún más valiosos. “Cuba cuenta con un personal de salud muy competente”, dijo Di Fabio, quien es de origen uruguayo.

Di Fabio dijo que las sanciones que Estados Unidos mantiene sobre la isla han generado dificultades para el sector médico, ya que varios centros carecen de equipos modernos y suministros suficientes.

En una columna publicada este fin de semana en el diario del Gobierno cubano, Granma, Fidel Castro argumenta que Estados Unidos y Cuba deben poner a un lado sus diferencias, así sea temporalmente, para combatir una amenaza global. Tiene toda la razón.

(Fuente The New York Times, que publicó este editorial en inglés y español)

 

Tomado de Cubadebate

Publicado en Cuba solidaria, Relaciones Cuba - Estados Unidos | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Declaración de la Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP sobre el Ébola

La Habana, 20 de octubre de 2014
 
Los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), reunidos en La Habana, el 20 de octubre de 2014, en ocasión de la Cumbre Extraordinaria para enfrentar la epidemia del ébola.

Profundamente preocupados por la catástrofe humanitaria en África Occidental causada por el Ebola, que ha sido considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “emergencia de salud pública” de preocupación internacional en relación con la amenaza que representa la propagación a otros países y regiones del mundo.

Conscientes de la urgencia de que la comunidad internacional en su conjunto, en plena cooperación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Misión de las Naciones Unidas para el Enfrentamiento de Emergencia al Ébola (UNMEER), acometan acciones para enfrentar este flagelo con todos los recursos necesarios.

Constatando con preocupación que los recursos internacionales requeridos para acometer acciones rápidas y eficaces para enfrentar la epidemia del ébola continúan siendo insuficientes para  enfrentar lo que puede convertirse en una de las pandemias más graves en la historia de la humanidad.

Reafirmando que el ALBA-TCP se sustenta en principios de solidaridad, cooperación genuina y complementariedad entre nuestros países, y el compromiso con los pueblos más vulnerables y con la preservación de la vida en el planeta.

Convencidos de que es imprescindible la adopción de medidas de cooperación eficaces y urgentes que, a través de acciones coordinadas del sector de la salud y otros sectores, contribuyan a impedir que la epidemia del ébola se extienda a los países de nuestro hemisferio.

Recordando lo establecido en el Reglamento Sanitario Internacional (2005) y la Hoja de Ruta de Respuesta al Ébola de la OMS, del 28 de agosto de 2014, que tiene por objeto detener la transmisión de la enfermedad del Ébola a escala global, y encarar las consecuencias de cualquier nueva propagación internacional.
 

Tomando nota de los protocolos de la OMS para prevenir la transmisión de la enfermedad del ébola entre personas, organizaciones y grupos de población.
Subrayando que es posible contener el brote del Ébola, en particular mediante la aplicación de las acciones establecidas en materia de seguridad y salud, y otras medidas preventivas que han demostrado su eficacia
Acordamos:

1. Coordinar nuestros esfuerzos para prevenir y enfrentar la epidemia del Ébola, incluida la rápida prestación y utilización de la asistencia entre nuestros países, con trabajadores sanitarios y los suministros y materiales pertinentes.

2. Atender con prioridad las necesidades especiales de los hermanos países del Caribe, que les permitiría beneficiarse de la cooperación para prevenir y enfrentar el Ébola que acuerden los países del ALBA-TCP.

3. Activar la Red de Vigilancia epidemiológica del ALBA-TCP cuya creación fue acordada en la I Reunión de Ministros de Salud de la Alianza, que tuvo lugar el pasado 25 de febrero de 2014, en Caracas.

4. Apoyar decididamente a las brigadas médicas voluntarias especializadas en el enfrentamiento a desastres y grandes epidemias, del Contingente “Henry Reeve” de la República de Cuba, que laboran en países de África. En este sentido, expresamos nuestra disposición como Alianza Bolivariana a contribuir con personal de salud altamente calificado para que se sumen a los esfuerzos de este Contingente en tareas que sean requeridas en la región latinoamericana y caribeña.

5. Establecer mecanismos nacionales para diagnosticar y aislar rápidamente los presuntos casos de infección, teniendo en cuenta las manifestaciones clínicas iniciales de la enfermedad, la historia de viaje y/o la historia de exposición reportada por el paciente u obtenida en la investigación epidemiológica.

6. Compartir y generar capacidades para el diagnóstico de enfermedades que requieran laboratorios con un nivel adecuado de bioseguridad.

7. Diseñar y ejecutar campañas de educación pública sobre la prevención y la respuesta al Ébola, dirigidas a aumentar la preparación de la población y fomentar su confianza.


8. Proporcionar y reforzar las medidas preventivas para la detección y mitigación de la exposición a la infección del Ébola y proporcionar tratamiento y servicios médicos eficaces para el personal de respuesta.

9. Reforzar las medidas de vigilancia y control epidemiológico en las fronteras, en particular en puertos y aeropuertos.
 
10. Contribuir a la formación de personal de salud especializado en la prevención y enfrentamiento al ébola en los países del ALBA-TCP y del Caribe, a partir de la experiencia acumulada.

11. Crear un grupo de profesionales de diferentes especialidades para la capacitación del personal de salud en los temas de bioseguridad, incluido el uso de equipos de protección personal ante casos sospechosos o confirmados de ébola, la atención a las enfermedades hemorrágicas y al paciente en estado crítico, que puedan convertirse en facilitadores y asesores en sus respectivos países.

12. Asegurar, en la mayor cantidad posible de instalaciones del sistema de salud, equipos médicos de reserva e insumos vitales para el manejo de la enfermedad.

13. Fomentar las investigaciones científicas, epidemiológicas y biológicas sobre el ébola en el marco del ALBA-TCP, y propiciar la cooperación en esta esfera con otros países, como contribución a los esfuerzos internacionales dirigidos a enfrentar la epidemia y con el objetivo de consolidar la independencia científica, médica y sanitaria de los países de la Alianza.

14. Perfeccionar los mecanismos de información entre nuestros países, de tal forma que se mantenga actualizada la situación epidemiológica en los países del ALBA-TCP y se diseminen con mayor facilidad las experiencias adquiridas.

15. Apoyar decididamente las iniciativas de las Naciones Unidas, en particular de la  OMS/OPS y de la UNMEER, encaminadas a implementar las recomendaciones del Comité Internacional de Emergencia del Reglamento Sanitario.

16. Fomentar la cooperación en la esfera del enfrentamiento y prevención del ébola con otros países del Hemisferio y emprender aquellos programas conjuntos que contribuyan a lograr ese fin.

17. Convocar los días 29 y 30 de octubre, en La Habana, Cuba, una reunión técnica de especialistas y directivos de los países del ALBA-TCP para intercambiar experiencias y conocimientos, así como concertar estrategias de prevención y enfrentamiento a la amenaza de la epidemia del ébola.

18. Encargar a los Ministros de Salud de los países del ALBA-TCP la elaboración de un Plan de Acción a la luz de las propuestas de la reunión técnica de especialistas y directivos, y su aplicación inmediata, en coordinación con la OPS/OMS. Dicho Plan deberá ser presentado a la consideración de los Jefes de Estado y Gobierno del ALBA-TCP, a más tardar el día 5 de noviembre de 2014.

19. Utilizar todos los recursos a disposición de la Secretaría Ejecutiva del ALBA-TCP para apoyar las iniciativas acordadas.

20. Felicitar a la República Bolivariana de Venezuela por la donación de cinco millones de dólares para combatir el Ébola, y que fueron entregados al Secretario General de la ONU Ban Ki Moon el pasado 16 de octubre de 2014.

21. Felicitar a la República de Cuba y su pueblo por la demostración de solidaridad con los hermanos países de África Occidental a través del envío de personal médico cubano

22. Proponer que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) promueva esfuerzos regionales encaminados a prevenir y enfrentar la amenaza de la epidemia del Ébola.

23. Continuar colaborando con los países de África afectados por la epidemia, mantener la cooperación existente con los no afectados e incorporar las experiencias de las brigadas especializadas en el enfrentamiento a desastres y grandes epidemias, que allí laboran. 

La Habana, 20 de octubre del 2014

Fuente ALBA-TCP

FOTO AIN /Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ
Publicado en ALBA | Etiquetado , , , , | Deja un comentario