Filtran el manual secreto israelí para la ‘guerra mediática’

El manual de propaganda secreto de los israelíes

Patrick Cockburn

The Independent 

Traducido para Rebelión por LB.

Los portavoces israelíes tienen que trabajar duro para explicar cómo han llegado a matar a más de 1.000 palestinos en Gaza, la mayoría de ellos civiles, en comparación con los tres civiles que han muerto en Israel a consecuencia de los cohetes y morteros de Hamas. Pero en la radio, la televisión y los periódicos los portavoces del gobierno israelí como Mark Regev se muestran más sofisticados y menos agresivos que sus predecesores, quienes a menudo se mostraban visiblemente indiferentes ante la cifra de muertos palestinos.

Hay una razón que explica esta mejora de las habilidades en materia de relaciones públicas de los portavoces israelíes. A juzgar por lo que dicen, el manual de instrucciones que están utilizando es un estudio profesional, bien investigado y confidencial que explica cómo influir en los medios de comunicación y en la opinión pública estadounidense y europea. Escrito por el experto encuestador y estratega político republicano Frank Luntz, el estudio fue encargado hace cinco años por un grupo llamado The Israel Project, con oficinas en EEUU e Israel, para ser utilizado por todas aquellas personas “situadas en primera línea de combate en la guerra mediática a favor de Israel“.

http://www.webcitation.org/query?url=http%3A%2F%2Fwww.newsweek.com%2Fmedia%2F70%2Ftip_report.pdf&date=2009-08-06

Cada una de las 112 páginas del libro está marcada con la leyenda “no distribuir ni publicar”, y es fácil comprender por qué. El informe Luntz, titulado oficialmente Diccionario Global de Lenguaje 2009 del Proyecto Israel, fue filtrado casi de forma inmediata a Newsweek Online, pero su verdadera importancia rara vez ha sido apreciada. El texto debería ser de lectura obligada para todo el mundo, especialmente para los periodistas interesados en cualquier aspecto de la política israelí, debido a las consignas que imparte a los portavoces israelíes sobre “lo que debe decirse y lo que no”.

Estas consignas son muy reveladoras de la brecha que separa aquello que los funcionarios y políticos israelíes dicen de lo que realmente piensan, estando lo que dicen minuciosamente ajustado al resultado de sondeos específicamente diseñados para descubrir qué es lo que los estadounidenses quieren oír. Desde luego, ningún periodista que entreviste a un portavoz israelí debería hacerlo sin leer este compendio de muchos de los temas y frases empleados por el señor Regev y sus colegas.

El manual está lleno de sabrosos consejos sobre la forma en que deben amoldar sus respuestas a las diferentes audiencias. Por ejemplo, el estudio dice que “los estadounidenses están de acuerdo en que Israel ‘tiene derecho a poseer fronteras defendibles’. Sin embargo, no le aporta ningún beneficio definir exactamente cuáles deberían ser esas fronteras. Evite hablar de fronteras en términos de pre- o post- 1967, ya que eso sólo sirve para recordar a los estadounidenses la historia militar de Israel. Eso resulta especialmente perjudicial en la izquierda. Por ejemplo, el apoyo al derecho de Israel a tener fronteras defendibles cae de un intoxicador 89% a menos del 60% por ciento cuando se habla de ellas en términos de 1967“.

¿Y qué hay del derecho al retorno de los refugiados palestinos que fueron expulsados ​​o huyeron en 1948 y en los años siguientes y a quienes no se permite regresar a sus hogares? Aquí el doctor Luntz tiene un sutil consejo para los portavoces al afirmar que “el derecho al retorno es una cuestión demasiado peliaguda para que los israelíes la comuniquen de manera eficaz, pues en gran parte del discurso israelí resuena el eco de aquel “separados pero iguales” que invocaban los segregacionistas de 1950 y de los partidarios del apartheid de la década de 1980. El hecho es que a los estadounidenses no les gusta, no creen y no aceptan el concepto de ‘separados pero iguales’ “.

Entonces, ¿cómo deben los portavoces actuar con respecto a lo que el folleto admite es una pregunta difícil? Deberían llamarlo una “demanda”, partiendo de la base de que a los estadounidenses no les gusta la gente que hace demandas. “Luego diga que ‘los palestinos no están satisfechos con su propio Estado. Ahora exigen territorio dentro de Israel'”. Otras sugerencias para una respuesta israelí efectiva incluyen decir que el derecho a retornar podría llegar a ser parte de un acuerdo final “en algún momento en el futuro“.

El doctor Luntz constata que los estadounidenses en general tienen miedo a la inmigración masiva en EEUU, por lo que hablar de “inmigración palestina masiva” en Israel no les va a resultar agradable. Si nada de eso funciona, diga que el retorno de los palestinos “haría descarrilar los esfuerzos para lograr la paz“.

El informe Luntz fue redactado a raíz de la Operación Plomo Fundido de diciembre de 2008 y enero de 2009, que causó la muerte de 1.387 palestinos y nueve israelíes.

Hay un capítulo entero dedicado a la cuestión de “aislar a un Hamás respaldado por Irán y que constituye un obstáculo para la paz“. Desafortunadamente, cuando el 6 de julio se inició la operación Borde Protector a los propagandistas israelíes les surgió un problema, pues Hamas se había enemistado con Irán con motivo de la guerra de Siria y no mantenía contactos con Teherán. Las relaciones amistosas se han reanudado en los últimos días, gracias… a la invasión israelí.

Gran parte de los consejos del doctor Luntz se refieren al tono y a la presentación de los argumentos a favor de Israel. Según él, es absolutamente crucial exudar empatía hacia los palestinos: “A los sujetos a persuadir [sic] no les preocupa conocer cuánto sabes sino saber cuánto te preocupas. Debes mostrar empatía hacia ambas partes“. Eso podría explicar por qué numerosos portavoces israelíes aparecen casi sollozando por la trágica situación de los palestinos machacados por las bombas y proyectiles israelíes.

En una frase marcada en negrita, subrayada y escrita con letras mayúsculas el doctor Luntz sostiene que los portavoces y líderes políticos israelíes no deben nunca, nunca jamás, justificar “la masacre deliberada de mujeres y niños inocentes” y deben desafiar agresivamente a quienes acusan a Israel de tal crimen. Los portavoces israelíes sudaron la gota gorda para ser fieles a esta prescripción cuando el pasado jueves las bombas israelíes mataron a 16 palestinos en un refugio de la ONU en Gaza.

Hay una lista de palabras y frases que deben ser utilizadas y una lista de las que hay que evitar. El schmaltz(1) cotiza alto: “La mejor y única manera de lograr la paz duradera es conseguir el respeto mutuo“. Por encima de todo, hay que enfatizar en todo momento los deseos de paz de Israel con los palestinos, porque eso lo que anhela la abrumadora mayoría de los estadounidenses. Pero toda presión sobre Israel para que haga realmente la paz puede aligerarse diciendo: “[hay que avanzar] paso a paso, día a día“, lo cual será aceptado como “un enfoque razonable con respecto a la ecuación tierra por paz“.

El doctor Luntz cita como ejemplo de un “slogan israelí eficaz”, aquel que dice: “Quiero dirigirme especialmente a las madres palestinas que han perdido a sus hijos. Ningún progenitor debería tener que enterrar a su vástago“.

El estudio admite que en realidad el gobierno israelí no quiere una solución de dos Estados, pero dice que ese dato debe ser enmascarado porque el 78% de los estadounidenses sí la desea. Hay que enfatizar la esperanza en una mejoría económica para los palestinos.

Se menciona con aprobación al primer ministro Benjamin Netanyahu por haber afirmado que “es hora de que alguien le pregunte a Hamas: ¿Qué estáis haciendo vosotros para traer la prosperidad a vuestro pueblo?“. La pregunta resulta inverosímil de puro hipócrita: son los siete años de asedio económico israelí los que han reducido la franja de Gaza a la pobreza y a la miseria.

El objetivo de la presentación de hechos que hacen los portavoces israelíes es siempre dar a los estadounidenses y a los europeos la impresión de que Israel quiere la paz con los palestinos y que está dispuesto a ceder para lograrla, cuando todas las evidencias indican justamente lo contrario. Aunque no fue concebido como tal, existen pocos estudios que arrojen más luz que éste sobre el moderno Israel tanto en tiempos de guerra como de paz.

 
Fuente: http://www.independent.co.uk/voices/comment/israelgaza-conflict-the-secret-report-that-helps-israelis-to-hide-facts-9630765.html

Tomado de http://chacatorex.blogspot.com/2014/07/filtran-el-manual-

Publicado en Conflicto palestino israeli | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Para ir hablando claro (*)

Por Camilo Martiano

 

El Ex presidente de la República de Cuba Fidel Castro Ruz, se pronunció en un connotado análisis sobre la Cumbre de los BRICS, haciendo un balance general sobre los beneficios que a mediano y largo plazo esta representará en Latinoamérica. Hace ya más de una década varios países del Cono Sur han venido trabajando por la integración de nuestra América. Lejos estaba Cuba en los años noventa poder imaginarse que la unidad de los pueblos estaba tan cerca; hoy día se ve más que fortalecida y gracias a ese empeño y esmero del máximo líder de aquel país que a una voz se le escuchaba decir: “mientras más unidos estemos mas difícil le será al enemigo el podernos derrumbar”. Hoy algunos países como Guatemala, Honduras, Colombia, Perú, Paraguay entre otros,  no apuestan en estos momentos por esta iniciativa de cambio y unidad, razones expresas lo dicen importantes medios de comunicación, como para poder pensar estos en unirse a este nuevo orden económico mundial.

El Interés de esta Cumbre es sacar del atolladero y darle una oxigenación al modelo de vida impuesto desde hace mucho por Estados Unidos de Norteamérica; dándonos por doctrina el endeudamiento tras endeudamiento según para salir de la deuda impuesta por ellos mismos. Caso que ha quedado más que evidenciado con el tema de los fondos buitres (analizado e investigado por el gobierno Argentino). Por ello es oportuno mencionar y seguir trabajando sobre este pronunciamiento que el Ex presidente cubano nos ha enviado como reflexión. Su aporte sobre la necesidad de ir conociendo más sobre la realidad económica es responsabilidad de todos y para ir hablando claro es necesario desenmascarar las malas gestiones administrativas de los diferentes gobiernos que han impedido el progreso en los diferentes pueblos que han estado atados al consenso de Washington.

Con este aporte tratamos de exponer parte de la realidad nuestra y de lo que lejos estamos como guatemaltecos alcanzar un acercamiento ante esta iniciativa que presentaron los países BRICS en su última reunión celebrada en Fortaleza, Brasil. El pueblo está empantanado y cubierto hasta el cuello por los denominados fondos buitres; Guatemala necesita un nuevo aire, un nuevo respiro económico donde las fuerzas políticas y económicas sean responsables, pero sobre todo honestas. Se necesitan revisar muchos aspectos socioeconómicos que tienen dolida toda la infraestructura política y social. Si bien es cierto en Guatemala se necesitan hacer estos cambios profundos, al tiempo hay otros rubros que merecen especial atención y ser fortalecidos tal es el caso del sistema agrario; es necesario saber y más bien revisar desde las instancias internacionales como se encuentra Guatemala ante el FMI, BID, BM entre otros. Cabe resaltar que estos organismos han llegado a ser el opio de muchos países y nuestro pueblo no es la excepción.

No se puede dejar de mencionar que Guatemala esta supeditada a estos organismos imperiales, Guatemala siendo un país extremadamente rico, es extremadamente endeudado y empobrecido, no podemos siquiera participar u opinar en este nuevo grupo de países que están pensando en pagar la deuda externa – dios nos guarde – mucho menos pensar en las iniciativas de integración centroamericana que ya El salvador y Nicaragua retomaron el tema que hace mucho Guatemala fue el paladín. Todo el sistema jurídico, judicial, Legislativo y Ejecutivo está comprometido hasta el tuétano con estas instituciones “benéficas” que no han hecho otra cosa que saquear y seguir saqueando. Adicionalmente donde se queda toda la ayuda Internacional que reciben diversas organizaciones sociales – mayoría de la izquierda, lamento decir – por parte del pueblo Noruego, Sueco, Escoses, Austriaco, Alemán, entre otros. Se conocen datos en millones de euros que dichas organizaciones reciben un promedio de 5 millones  anuales para sus “proyectos” ¿Dónde están? Por ello es hora de hablar claro.

Es tan triste y crudo decir: ¿Que le interesa al actual Gobierno? como a los anteriores, – excepto el gobierno de 1944-1954 –  poder comenzar a pagar la deuda que ellos mismos nos imponen, ¿Que les interesa la falta de educación?, erradicación del analfabetismo, salud, la erradicación de la impunidad, ¿Qué les interesa la honestidad? Les interesa empobrecer más a la nación y eso es un hecho. Llegar al poder a través de su empresa electoral “partidos políticos”, saquear y hacer los mejores negocios durante cuatro años ¡ESO SI LES INTERESA!, luego desaparecer del mapa y gozar del erario robado – así muchos países – eso les ha interesado siempre a los malandrines de turno. El actual gobierno está preocupado por las concesiones que se hacen, el reparto de los minerales expoliados y los intereses que dejan de pagar empresarios que se hacen ricos con el dinero del pueblo y no por su capacidad emprendedora, de esos hay un buen número en Guatemala. Un presidente dijo, recuerdo: “Quiere tener el poder, forme su partido político y gane las elecciones” (Álvaro Colom) ¡y eso que era socialista!…          

Otro y el más descarado Álvaro Arzú, privatizó y dio en concesión las Empresas del Estado, generando cualquier tipo de ganancias, no solo para él, sino para su sequito de esbirros. A la fecha este pide a instancias del Estado que no se fiscalice la Municipalidad del Departamento de Guatemala, la cual preside por varios años. Basta con una llamada telefónica y se suspende cualquier fiscalización en esta Municipalidad. Ahora ¿que medio de comunicación dice esto?, ¡nadie!

La modalidad actual  es: EMERGENCIA NACIONAL, COMPRAS SIN LICITACIÓN; piden Fideicomisos para las transferencias a los distintos Ministerios y cuando estos no alcanzan piden fideicomisos pequeños en millones de dólares, para que las empresas extorsionadoras del sistema bancario los manejen y puedan suministrar dineros a dependencias y personas de gobierno. Mientras que el ex presidente Alfonso Portillo – sinvergüenza también – sigue purgando en cárcel de Miami, este según muchos guatemaltecos ha sido “bueno” y está preso por apretarles un poco la bolsa a los “ricos” – vaya pecado –  en este caso a Dionisio Gutiérrez y emporio. Para ir Hablando claro…

Entonces, a Guatemala y  estos  déspotas – aprendices de buitres – cómo se le puede pedir que se integren a un programa como el BRICS, en donde se están preocupando por el bienestar de la sociedad en general y no de unos cuantos. La comunidad Internacional deberá estar atenta a toda incursión de los países dentro del BRICS, exigir transparencia de los recursos que ahí se manejen y que pueblos como Guatemala tendrán que tener la solvencia en todos los campos que ahí se manejarán, esto por el bien propio de la iniciativa, de lo contrario seguiremos en las mismas, atados al modelo impuesto de los prestamos Leasing.

Por el momento no veo a Guatemala en estas instancias, deberá hacerse una reorganización Estatal. Los cambios o como dicen los tecnócratas – paradigmas – no se debe tener miedo a romperlos; el nuevo orden mundial que se avizora para los pueblos que integren el BRICS, será una tarea de muchos desafíos y muestra clara que la mentira dura mientras la verdad no aparece. La verdad apareció y está dando muestras de cambios sólidos sustentados en la responsabilidad y honestidad. América Latina debe girar hacia nuevos tiempos, la traición y el aprovechamiento de los pueblos quedó atrás. Estos cerebros que tendrán la oportunidad de demostrar que el FMI, BID y BM, fueron los responsables de muchas catástrofes que ahora toca recomponer y comenzar un nuevo orden de vida. Todos los países que en su momento cayeron el las garras de estos buitres, tendrán que ser muy responsables y pedir la revisión de cuentas de que se a pagado y que se han llevado a precio de hormiga y generado ganancias a precio de elefante. Es hora de cobrar la factura y decir la realidad. A ver si este artículo no me trae consecuencias, pero hablemos claro y en Guatemala las cosas están pasando así.

* El titulo de este material esta Inspirado en el análisis profundo del Comandante de La Revolución cubana Ex presidente Fidel Castro, escrito el día 21 de julio de 2014, publicado en diversos medios de comunicación, refiriéndose a la cumbre del BRICS y la importante incursión de América Latina. “Es hora de conocer un poco más la realidad”. Fidel Castro Ruz

 **Periodista guatemalteco

 

Publicado en America Latina | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Con Israel cero medias tintas como las de Amnistía Internacional

Originalmente publicado en La pupila insomne:

Ángel Guerra Cabrera

IsraelGazaEl bárbaro ataque de Israel contra Gaza argumentando flagrantes mentiras como la del secuestro y asesinato por Hamás de tres jóvenes judíos tiene un solo calificativo: genocidio. El mismo que valientemente le dieron los cineastas del Estado español a iniciativa de Javier Bardem seguido de Pedro Almodóvar y Penélope Cruz junto a más de cien colegas y que hoy levantan marchas de protesta en todo el mundo. Es iluminadora

Ver original 676 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Gaza y la cotidiana Nakba

Por Julio Escalona*

 

Nakba significa catástrofe, la que vive el pueblo palestino desde que la ONU en 1947 dividió a Palestina en dos Estados: uno palestino y otro israelí.

Los sionistas decidieron ocupar la zona palestina y en 1948 expulsaron violentamente a los palestinos de sus viviendas. La ONU envió un mediador, el conde Bernadotte, que fue asesinado por los sionistas. Así, de asesinato en asesinato, violación de resoluciones de la ONU, acciones terroristas y la violenta ocupación de territorios palestinos, se ha ido expandiendo el Estado de Israel.

Después de la operación Plomo Fundido, la agresión sionista de enero de 2009, una comisión de la ONU registró crímenes de guerra y pidió al Consejo de Seguridad que enviase ese informe a la Corte Penal Internacional para que los crímenes fuesen investigados y castigados. El informe fue engavetado.

La Asamblea General de la ONU aprobó en noviembre de 2012 la condición de Palestina como Estado observador. Israel rechazó la decisión, anunció de manera ilegal la construcción de miles de viviendas en los territorios ocupados y se acentuaron las agresiones de los colonos israelíes contra los palestinos, provocando muertos y heridos sin castigo alguno.

¿Quién es el agresor? La vida cotidiana de los palestinos tiene la respuesta. Se agudizó la destrucción de cultivos, de los olivares, la quema de árboles, la prohibición de acceso a las zonas de cultivo y de pesca; la demolición de viviendas y el desplazamiento de la población; el encarcelamiento de niños y su sometimiento a torturas; en ciertas zonas 78,5% de la población y 85% de los niños vive bajo el umbral de pobreza; 5 mil palestinos viven en “zonas de tiro” utilizadas para entrenamiento militar y se realizan incursiones militares y detenciones de manera rutinaria; una amplia franja de población consume 60 litros de agua per cápita diarios mientras el nivel establecido por la Organización Mundial de la Salud es de 100 per cápita diario. Los colonos que se apropian del agua consumen más de 700 litros.

Estos datos pueden ser corroborados en informes de la ONU y de su Secretario General. Cuando el pueblo palestino reacciona el sionismo habla de agresión. En verdad solo ejerce su legítimo derecho a la defensa, consagrado por el derecho internacional. Solo la complicidad puede tratar de poner en la misma balanza al agredido con el agresor.

*Escritor infatigable, ensayista, poeta, educador y diplomático venezolano

Enviado por su autor por correo electrónico

                                                  

Publicado en Conflicto palestino israeli | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Frank País: Una fuerza imantada

El ejemplo de coraje y virtud del joven Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio, asesinado un 30 de julio, hace 57 años, estremece y conmueve a todo el pueblo que hoy rinde homenaje a los mártires de la Patria

SANTIAGO DE CUBA.—La tarde del 30 de julio de 1957 entró en la historia para ver la convicción vencer la saña. Justo a las 4:15 p.m., en la estrecha geografía del céntrico Callejón del Muro, una descarga de 22 plomos atravesó la espalda de Frank Isaac País García, pretendiendo acribillar los sueños del joven que supo vivir al compás de su tiempo, el estratega brillante y jefe de la clandestinidad…

Mas no pudo la barbarie evitar que la fuerza imantada de aquel muchacho de mirar profundo y sonrisa franca, continuara conminando a los cubanos, ahora con más energía, a batallar sin tregua contra la dictadura.

Nacido en Santiago de Cuba el 7 de diciembre de 1934, en el humilde hogar del reverendo Francisco País y Rosario García, Frank País tuvo que abrirse a la vida entre los rigores de la supervivencia.

Maestro de profunda raíz martiana y ricos recursos pedagógicos, nacidos del genuino contenido patriótico en todo cuanto impartía, el amor con que enseñaba, los valores morales y principios en los que educaba a los niños, los vínculos de amistad y respeto mutuo que estableció con ellos, Frank País dejó también en sus alumnos una huella inolvidable.

Aquel hombre que con solo 22 años llegó a ser el ser más odiado y temido por la tiranía en las calles cubanas, el que comandaba el llano desde el sabotaje, la agitación, los gallardetes izados, la resistencia cívica, la prensa clandestina, era también un joven como todos, que adoraba los helados de vainilla con galleticas, ordenaba sus ideas delante de una pecera o soñaba a la amada ausente desde una canción: «Ya no estás  más a mi lado, corazón, en el alma solo tengo soledad…».

Por eso, por sus virtudes humanas y entereza, y porque troncharon su vida «cuando estaba dando a la Revolución lo mejor de sí mismo», después del aciago atardecer del 30 de julio, Santiago, el Oriente todo, pararon espontáneamente de emoción.

Los esbirros que balearon a Frank junto a Raúl Pujol sabían perfectamente quiénes eran. Por esa certeza intentaron callar sus muertes y trasladaron los cadáveres al cementerio Santa Ifigenia, donde, con el mayor sigilo, pretendían inhumarlos en un profundo hueco para silenciar definitivamente su espíritu de luchadores inclaudicables.

Pero antes de que las bestias consumaran su orgía, un grupo de mujeres santiagueras, dignas de la estirpe de Mariana Grajales, y con Doña Rosario al frente, llegó al cementerio.

Frank no era el primer hijo que entregaba a la causa justa de los cubanos. Antes había caído el menor de ellos: Josué, a quien lloró con profundo dolor de madre. Pero esa sentida pérdida no impidió en modo alguno que continuara alentando y apoyando a Frank, el primogénito, en el camino que él mismo había elegido y en cuya elección ella había tenido mucho que ver.

Así pues, reclamando sus derechos de madre, doña Rosario se personó en el cementerio. Ante el temor por la exigencia de las mujeres, los monstruos les entregaron los cadáveres ensangrentados. La Doña abrazó fuertemente el de su hijo y lo trasladó de inmediato a su casa.

Dos horas estuvo el cadáver de Frank tendido en la casa de doña Rosario; luego, a solicitud del Movimiento, y en simbólico gesto de amor, fue conducido a la casa de su novia América Domitro.

Veinte cuadras de personas en apretada marcha, enardecidas de rabia y dolor, le acompañarían hasta la necrópolis local. Era el homenaje del pueblo a su existencia fecunda y sencilla, austera y excelsa, esa que le convierte, 57 años después de su muerte, en semilla y luz de todos los tiempos.

Tomado de Juventud Rebelde

En un héroe, todos los héroes… desde Frank al Che, desde Bolívar hasta Chávez…

Video en Youtube

Su nombre es pueblo

 

La muerte
con su impecable función
de artesana del sol,
que hace héroes, que hace historia
y nos cede un lugar
para morir,
en esta tierra,
por el futuro.

Su ejemplo
se ha convertido en puñal,
se ha convertido en fusil,
se ha convertido en la trinchera
de la voluntad,
de la palabra amar,
de la conciencia
y de la muerte.

No hay nombres
de los que caen en las costas,
de los que caen en los montes,
del que cayó con el machete
en el mismo lugar
que tiempos más atrás
cayeron otros,
otros sin nombre.

A los héroes
se les recuerda sin llanto,
se les recuerda en los brazos,
se les recuerda en la tierra;
y eso me hace pensar
que no han muerto al final,
y que viven allí
donde haya un hombre presto a luchar,
a continuar.

Publicado en Homenajes | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Polilla que construye

Polilla que construye [¡y que agradece tan fina atención!]

Entrevistó Luis Toledo Sande

Querida Rosa:

Esta entrevista circula ya en la revista Bohemia, tanto en la edición digital como en la impresa. La he vuelto a leer, y siento que no es ni remotamente lo que tú mereces, pero al menos da una idea del valioso trabajo que haces. Creo que, si la reprodujeras en algunos de tus espacios, lectoras y lectores agradecerían ver que tu contribución, que tantas personas dentro y fuera de Cuba disfrutamos y aprovechamos, no pasa ni podría pasar inadvertida.

L.T.S.

 

Rosa C. Báez, La Polilla, en su nido, su trinchera.
(Foto: Cortesía de la ENTREVISTADA)

Tal vez Rosa Báez haya perdido su nombre, pero ha ganado otro con el cual es ampliamente conocida y contribuye a que se valore la obra de otras muchas personas. Ahora cuenta cómo surgió su blog, que tanto se hace sentir.

“El nombre de La Polilla fue el que escogimos en la Biblioteca Nacional, a sugerencia mía, para un boletín impreso que reportaría el acontecer laboral de esa institución”, donde bregó durante décadas. “El boletín daba continuidad, en un ámbito más abarcador, a La Polillita, que el Departamento Juvenil de la Biblioteca publicó en los años 70. La Polilla se mantuvo desde el bimestre marzo-abril de 1998 hasta diciembre de 2003. En ese año asumió una alternativa digital, y en abril de 2004 se decidió editarlo solamente en ese soporte, por la escasez de papel.

“En enero había surgido en la propia Biblioteca un fuerte competidor para la modesta Polilla: el boletín digital Librínsula, en el que fui jefa de redacción y edición. Desde sus inicios y hasta el número 203 tuve a mi cargo gran parte de la selección de textos. Hoy continúa publicándose en una segunda época, con un formato diferente. Está más centrado en lo nacional, y se accede a él en el Portal de la Biblioteca, por el enlace http://librinsula.bnjm.cu/inicio.html.

“Los números digitales de La Polilla no se pueden revisar ya en ese Portal, por causas que ignoro. En abril de 2006 nació como un blog La Polilla Cubana, nombre que me siento con derecho a reivindicar como propio. En ese blog  —poco amigable visualmente — publiqué apenas tres o cuatro artículos, y una brevísima selección de poemas míos. Aquellos artículos forcejeaban con quienes desde hacía ya tiempo, como hoy, acusaban a esta Polilla de oficialista, castrista y todos esos ‘halagos’”.

Lo que llegaría

Así fue como devino apasionada del mundo digital, gracias, reconoce, al entonces director de la Biblioteca, Eliades Acosta Matos. “Él confió en una bibliógrafa totalmente inexperta en esas lides. Graduada de Información Científica y Bibliotecología, asumí con pavor la tarea que se ponía en mis manos”. Y lo más grande estaba por llegar.

“Por problemas técnicos aquel blog dejó de actualizarse en octubre del mismo 2006, y en diciembre de 2007, después de 35 años de trabajo, me trasladé de la Biblioteca al Centro de Información para la Prensa: dada mi salud, ya bastante precaria, hago el trabajo desde mi casa. Reproduzco información digital de Cuba y de otros muchos países, para romper la barrera de silencio y manipulación sobre nuestra realidad”.

La Polilla ha logrado una visualidad que no tienen todas las publicaciones digitales cubanas hechas por equipos más o menos numerosos. A menudo, textos aparecidos en ellos no alcanzan verdadera resonancia hasta que salen allí, de donde pasan a otros muchos sitios. Ante la curiosidad que se siente por saber cuántas personas trabajan en ella, y si tiene un programador o alguien que se ocupe de esa tarea, responde Rosa:

“Quien publica un blog que tiene como lema ‘Artesa en este tiempo’, lo sabe: los administradores de estos espacios amasamos el pan que brindamos, sea con textos propios o reproduciendo los de otros autores. He recibido consejos y ayuda de otros blogueros, como Eduardo Parra, entrañable periodista venezolano, y compatriotas como Norelys Morales, Roberto Domínguez, Iroel Sánchez. Pero los blogs de La Polilla  —y otros de los cuales hablaremos — solo cuentan conmigo para seleccionar, revisar, editar e ilustrar los textos.

Muestra de textos que ha difundido.
(Foto: INTERNET)

“En estos años he logrado contactar con numerosos escritores y periodistas que gustosamente me hacen llegar textos suyos. Además de replicarlos en mis blogs, los remito a una larguísima lista de contactos por correo electrónico, y a su vez son difundidos en otras páginas digitales. Citaré algunos nombres, tanto del ámbito nacional como internacional: Darío Machado, Carlos Rodríguez Almaguer, Felipe Pérez Cruz, Wilkie Delgado, Winston Orrillo, Luis Britto, Gloria Analco, Annalisa Melandri, Ángel Guerra, Raúl Bracho, Salim Lamrani.

“También hago una revisión diaria de las principales páginas de la izquierda alternativa mundial, y de periódicos y emisoras de radio, provinciales y nacionales, en nuestro país, principalmente en busca de artículos de opinión y de análisis de sucesos de actualidad. De ese trigo me nutro”.

Sobre la cifra de artículos que reproduce cada mes, expresa: “Varía de un blog a otro. Puede depender de mis condiciones de salud, ¡o del estado de la conexión!; pero ha fluctuado entre cien y ciento cincuenta, o más. Uno de mis blogs más visitados, El Blog de la Polilla Cubana  —que sustituyó a La Polilla Cubana, cuando los contenidos migraron de la plataforma Nireblog a WordPress — desde mayo de 2008 hasta la fecha tiene alrededor de cinco mil artículos publicados y de mil quinientas a cuatro mil y tantas visitas en sus mejores meses. En otros blogs el promedio es mucho menor, a tono con el campo temático tratado”.

Responsabilidad, productividad, desafíos

Cuando quiero saber quién supervisa o controla lo que publica, no demora en contestar: “Me has hecho reír. Informo periódicamente sobre mi labor, y espero la visita de mis superiores; pero hasta hoy no me he sentido ‘supervisada’ o ‘controlada’ por nadie; ante una duda, consulto… pero tomo mis propias decisiones, con dos premisas, decir siempre la verdad y cumplir el precepto de nuestro Comandante en Jefe en Palabras a los intelectuales: ‘dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada’”.

Esa forma de hacer estará en la base de la productiva agilidad de su trabajo; pero se sienten deseos de saber a qué atribuye la visualidad de los artículos: “Esa es precisamente mi tarea. Un medio digital publica y espera que venga el lector: un trabajo tuyo publicado en Cubarte será leído por aquellos que visiten ese portal, y ahora, felizmente con el entramado virtual de las redes sociales, será replicado quizá de forma automática en Twitter, Facebook o Google

“Mi labor es buscar esos trabajos, ‘ofrecerlos’ a otros blogueros, a páginas digitales de izquierda, darles visibilidad en las redes sociales… También me ayudo de programas como Bitácoras.com, HispaTop o Alianzo, que redistribuyen de forma automática todo lo que aparece publicado en el blog. Y nada desmerecedora del primer lugar es la difusión que hago por correo electrónico”.

Surge así un tema insoslayable: la diversidad de espacios digitales que atiende, y ella confiesa: “Los golpes enseñan, y en varias oportunidades he perdido sitios, porque sus plataformas desaparecieron, o  —como ocurrió con uno que creé en el periódico español El País — porque me bloquean la participación. Por eso algunos de mis blogs son espejos de El Blog de La Polilla Cubana, que es de carácter general, sin límites por la nacionalidad de los autores o por los temas tratados.

“En otros espacios, como Cuba Coraje, solo publico textos sobre Cuba; en el de BlogueA.cu, titulado Plataforma de Blogs de Periodistas Cubanos, procuro insertar los textos más importantes y de más difícil acceso a los usuarios de la Intranet nacional. También están aquellos que dedico especialmente a Los Cinco, como Los Queremos Libres, en Blogspot. Además, participo en dos portales NING (que engloba blogs de diversos países): HERMES, que ayudo a dirigir, y Blogueros y Corresponsales, de una periodista cubana”.

Si todo terminara ahí, no sería poco; pero ella añade: “Participo además en blogs cuyos propietarios me invitan a coadministrarlos y a publicar mis textos. Agradezco la deferencia que han tenido conmigo. Y no podría dejar de mencionar la lista de correos, o el grupo de Google llamado Cuba Coraje, y mis perfiles en Netlog, Linkedln, Twitter, Facebook, Blogoosfero, así como nuevas redes sociales que están creando en Venezuela y Argentina, para ‘escapar’ de la vigilancia electrónica denunciada en las más famosas redes sociales”.

¿Será todo?

¿Y ya?, voy a preguntar; pero ella se adelanta: “Algunos sitios como Rebelión publican textos de mis blogs: muy asiduamente, 3era Información, de España, y varias publicaciones digitales argentinas: La Oreja que Piensa, Gacetillas Argentinas, Caballito Regalado; en algunas oportunidades Cubadebate ha reproducido textos escritos por mí, pues también pongo mi propio granito de arena en defender desde la trinchera digital a nuestra Revolución, aunque no clasifico entre los que se precian de ser gestores de contenido.

“No he tenido ningún contratiempo por lo que he publicado, salvo con un par de autores ombligodependientes que prefiero ignorar. Por el contrario, disfruté contribuir a la repercusión del retorno de las visitas de nuestro Comandante en Jefe a diferentes centros. En eso pude ver que buenos y malos ojos están atentos a lo que publica esta Polilla. La nota fue comentada por las principales agencias noticiosas, que acreditaban a esta ‘oficialista’ como fuente de la información… desde El Nuevo Herald hasta La Vanguardia, de España”.

Un desempeño como el suyo habrá tenido muestras varias de acogida, y ella lo confirma: “Los testimonios son incontables, mensajes de aliento de muchos autores, como los ya mencionados, y de numerosos jóvenes estudiantes de Cuba y de otras partes. Eso me llena de júbilo.

“Un joven cubano radicado en Miami me escribió ofreciéndome el cargo de ‘copiloto’. Entre otras cosas me dijo: ‘No solo yo, estoy seguro de que unos cuantos más te necesitamos para tener una existencia diferente’. En fecha más cercana el bichito del ego engordó lo que no te imaginas. En una actividad por Los Cinco mi cordial Natacha Santiago fue a presentarme al profesor Guillermo Rodríguez Rivera y, al decirle que yo era Rosa Báez, él dijo, abrazándome: ‘Ah, ¡La Polilla Cubana!’. ¿Quieres mayor alegría?”

 

Publicada en la Sección BLOGOSFERA de la Revista Bohemia

Publicado en BlogosferaCuba | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

La guerra, los medios y las palomas atontadas

Por Sandra Russo

El mago lleva décadas enteras, más de un siglo, aplastando palomas en su manga, para después dejarlas salir revoloteando atontadas, sueltas entre el público que lo aplaude. “Sabemos cómo es el aplauso de dos manos, pero… ¿cómo suena el aplauso de una sola?”, era el acápite de un libro de Salinger.

Ese aplauso al mago que una y otra vez hace su truco es un aplauso de una sola mano. No suena. No celebra. La paloma atontada es la noticia. Nos habla a veces de guerras, a veces de buitres, a veces de cualquier otro tipo de pulseada, de puja, de conflicto, porque de ese material están hechas la mayoría de las noticias. El aplauso de una sola mano, en estos casos, consiste en la mera y obstinada creencia de que eso que vuela es una paloma que un mago no sacó de la manga de su traje sino un contenido que llena un espacio que estaba vacío.

Hay algo de hipnosis en esa insistencia de no ver más allá de la paloma atontada, de no ver su génesis, que es el truco.

El truco siempre tiene que ver con la alteración de la verdad, con el revestimiento de “la verdad” en función de un punto de vista parcial, generalmente con intereses económicos y políticos ocultos, que no se exhibe en tanto tal, justificado en todo caso por datos y argumentos ideológicos, sino como “lo que pasa”.

En el norte de Gaza, en Sderot, la semana pasada, la corresponsal de la CNN, Diana Magnay, cubría un bombardeo sobre un barrio de la Franja y, por su ubicación sobre una colina baja, pudo ver y mostrar en una colina vecina a un grupo de colonos festejando la caída de las bombas, ubicados en sillas como para ver un espectáculo. Poco después, ese grupo la amenazó por si “contaba algo equivocado”. La corresponsal usó su Twitter para dar cuenta del incidente. Adjetivó: “Escoria”. Fue despedida al día siguiente. Unos días antes, la cadena NBC desplazó de su puesto, en el que trabajaba hacía muchos años, al periodista egipcio-americano Ayman Mohyeldin. Fue también por el uso de Twitter, Facebook e Instagram. Mohyeldin fue uno de los corresponsales que cubrieron el martes 15 de julio el hallazgo de los cadáveres de cuatro niños palestinos que habían sido alcanzados por las bombas mientras jugaban en una playa. El video que Mohyeldin subió a Twitter incluía el audio devastador de los gritos de los familiares de los niños cuando los encontraron muertos. La dimensión de esa noticia se viralizó junto con ella: ante esa escena mueren todas las palabras, las justificaciones, las mentiras, el travestismo mediático. Esa escena viola la complicidad del mago con su público hipnótico. Esa escena no es una paloma atontada, como no lo eran los aplausos de dos manos con los que era festejada la muerte en una colina de Sderot. En ambas se cuela la impiedad más honda. Mohyeldin fue desplazado un día después por la gerencia de noticias de NBC, y reemplazado por otro periodista y otro productor, que no habla árabe. Su sitio de base ya no es la Franja de Gaza sino Tel Aviv. También hay que apuntar aquí el dato que informaba el británico Robert Fisk sobre la manera en que la televisión en ese país está mostrando al público las decenas de niños palestinos asesinados en los bombardeos: con sus caras borroneadas, haciendo gala de una pantomima de respeto por esos niños, que sería real si esos medios se opusieran o denunciaran la matanza. Pero no. Sus líneas editoriales la disimulan entre eufemismos, pero a la hora de mostrar los cadáveres, les quitan sus nombres, les quitan sus historias, les quitan sus edades y sobre todo les quitan hasta sus rasgos, y no por “protección”, ni por “pudor”, ni por “respeto”. Los vuelven cosas borroneadas cuyos rostros permanecen invisibles atrás de la mancha digital.

En una entrevista publicada esta semana en Rebelión por Enric Llopis, el documentalista sevillano David Segarra, que desde hace cinco años produce y filma en la Franja Las cebras de Gaza, analiza el tratamiento periodístico que los grandes medios europeos y norteamericanos le están dando a la ofensiva israelí sobre la población civil palestina. El periodista le hacía referencia sobre un título de El País: “La guerra de Gaza vive el día más mortífero para ambos bandos”, licuando en él toda asimetría y en consecuencia alineándose con Israel. Segarra dice: “Hemos de volver siempre a la historia para contextualizar lo que son los medios europeos. Recordemos que durante el Holocausto judío ningún medio europeo y ningún gobierno movieron un solo dedo para salvar a personas que estaban siendo exterminadas. Y todos sabían lo que estaba sucediendo. La tradición europea de la equidistancia y de colocar al mismo nivel a la víctima y al verdugo está a la vista. El País, El Mundo, La Vanguardia o las televisiones pertenecen a enormes grupos empresariales con vínculos directos con los aparatos económicos y militares estadounidenses e israelíes. Hacen negocio. Esa equidistancia, por otro lado, es la que está haciendo que la ciudadanía se aleje y se informe por los medios alternativos y las redes sociales”.

Segarra admite, sin embargo, que por primera vez se ha podido quebrar la unilateralidad en la información, incluso en algunos medios norteamericanos que, por otra parte, por los despidos de los que fueron objeto Magnay y Mohyeldin, han quedado extremadamente expuestos. De hecho, hay un hashtag que sigue sumando adhesiones: #letAymanReport, en protesta por el despido de la NBC. Consultado, precisamente, sobre cómo recomienda informarse en lo que de verdad está ocurriendo en Gaza, el documentalista señala que hay que leer todas las fuentes, pero que ahora es insoslayable la lectura de los comentarios que hacen en las redes los mismos corresponsales porque, aunque los despidos han sido disciplinadores, la realidad los desborda. “Se trata de seguir no las crónicas de los periodistas españoles o estadounidenses para El País o la CNN sino sus cuentas de Twitter: allí están diciendo la verdad que les censuran y manipulan en sus periódicos.”

Fuente Página 12, Argentina; Tomado de Cubadebate

Publicado en Conflicto palestino israeli, manipulación mediática | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Cultura de la honradez o La carga necesaria

Por Luis Toledo Sande*

 

En 1973, en su discurso del acto central con que se honraron los sucesos ocurridos en Santiago de Cuba y Bayamo el 26 de julio veinte años atrás, Fidel Castro, guía de aquellos hechos y de la Revolución desatada con ellos, exclamó antes del Patria o Muerte final: “Desde aquí te decimos, Rubén: el 26 de Julio fue la carga que tú pedías”. Acababa de citar el “Mensaje lírico civil” de Martínez Villena, un texto enlace de la dignidad de la poesía y la civilidad por la cual la vanguardia del pueblo cubano había combatido durante décadas, y que seguía quebrantada. Ejemplo él mismo de la lucha revolucionaria, el autor del “Mensaje” proclamó en los versos citados: “Hace falta una carga para matar bribones, / para acabar la obra de las revoluciones”, y tenía en mente un fin mayor: “para que la República se mantenga de sí, / para cumplir el sueño de mármol de Martí”.

Los actos armados de 1953 fueron el brote ígneo de una nueva etapa de insurgencia para  transformar una realidad nacional que negaba las aspiraciones de los fundadores de la patria. Era contraria en especial a los ideales del José Martí que había abrazado como brújula el afán de que la ley primera de la república buscada fuera “el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”, declaración en la cual el sentido del propio legado martiano autorizaría a sustituir hombre por ser humano, para conjurar la herencia patriarcal.

Sería un grueso acto de ignorancia, o de invidencia voluntaria, desconocer lo hecho por la Revolución Cubana para abonar la aspiración rectora que Martí legó a nuestra Constitución vigente y, aún más, a la necesaria cultura de funcionamiento social afincada en la ética como baluarte de la civilidad y la ley. Y sería un suicidio nacional menospreciar esos valores porque hayamos satanizado el concepto de república al identificar estrechamente con él a la Cuba que existió de 1902 a 1958, cuyas calamidades tampoco autorizan a subvalorar los ímpetus revolucionarios vividos en esa etapa. Entre ellos se ubican los que desde 1953 protagonizó la vanguardia de la generación del centenario martiano.

Soslayar la importancia de la ética y de la civilidad republicana nos haría cómplices de una realidad ante la cual el propio guía histórico de la Revolución expresó el 17 de noviembre de 2005: “Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla hoy son ellos; nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra”. Puso por encima de la hostilidad que “ellos”, los enemigos, han lanzado contra la Revolución desde el exterior, los males que pueden minarla desde dentro, y ninguno es más letal que la corrupción, crecida en el desorden y la indisciplina.

Tampoco puede Cuba permitirse autocomplacencia alguna por el hecho de que los índices de la corrupción que hay en ella puedan ser o parecer irrisorios comparados con la que prima en otros lares del mundo. Para ella cualquier grado de corrupción es grave, porque resulta medularmente incompatible con el proyecto de justicia social con que está responsabilizada como aspiración.

No es casual que el discurso pronunciado por Fidel Castro en noviembre de 2005, lo recordara de manera explícita y perentoria el general de ejército Raúl Castro ante la Asamblea Nacional del Poder Popular el 7 de julio de 2013. A despecho de normas de silencio que pudieran estimarse buenas, no se detuvo por previsibles usos que haría de sus palabras “la gran prensa internacional, especializada en denigrar a Cuba y someterla a un frenético escrutinio”, con campañas que no se detendrán por muy prudente que sea la prensa revolucionaria, cuya “discreción” puede equivaler al incumplimiento de su tarea.

Sin ignorar riesgos, el dirigente puntualizó que seguía una razón fundamental: “no debemos restringirnos” cuando es necesario “debatir con toda crudeza la realidad, si lo que nos motiva es el más firme propósito de rebasar el ambiente de indisciplina que se ha arraigado en nuestra sociedad y ocasiona daños morales y materiales nada despreciables”. Y añadió: “Hemos percibido con dolor, a lo largo de los más de veinte años de período especial, el acrecentado deterioro de valores morales y cívicos, como la honestidad, la decencia, la vergüenza, el decoro, la honradez y la sensibilidad ante los problemas de los demás”.

En ese punto citó el discurso de Fidel de 2005 y enumeró problemas cuya erradicación urge, empezando por el hecho de que “una parte de la sociedad ha pasado a ver normal el robo al Estado”. Sería útil saber qué porciento de la sociedad integra la parte que considera normal hurtarle al Estado, como se denomina comúnmente el saqueo de la propiedad social, con la que, para cuidarla y administrarla, están responsabilizados los organismos estatales, y el Estado mismo, que no es propietario. Quizás la connivencia se haya generalizado en el cuerpo social por los caminos de la llamada pequeña corrupción cotidiana.

Por esos vericuetos se entroniza una cultura de la tolerancia y la complicidad opuesta desde la raíz a la cultura de la honradez, necesaria para que la propiedad social funcione como es debido y los valores justicieros ocupen el lugar y desempeñen el papel activo que les corresponden. No cabe responsabilizar por completo del mal a las penurias que el pueblo viene sufriendo como consecuencia del encarnizado bloqueo imperialista, en primer lugar, y, también, del insuficiente trabajo y la ineficiencia en la administración de los recursos. Ver como causa única las penurias aludidas sería desentenderse de un hecho que debe hacernos reflexionar, no solo para conocerlo, sino para actuar mejor: no será exagerado ni irresponsable afirmar que en Cuba parece haberse perdido aquella cultura de la decencia popular que hacía a los humildes decir de sí mismos con orgullo: “pobres, pero honrados”.

Quien no olvide que el lenguaje es la expresión material del pensamiento, dará justa importancia a un hecho en el cual no será impertinente insistir: las palabras decencia y decente se perciben en retirada, si no olvidadas ya, mientras que, en la otra cara de la moneda, robar se suplanta por luchar, resolver y otros eufemismos. Las calamidades no se dan solas, aisladas: minan a la sociedad en su conjunto, y así la prostitución —que en sus versiones actuales quizás tenga más bases en el quebranto de la familia y en el desorden social desde edades tempranas que en la precariedad económica— ha dado lugar a términos como jinetera y jineterismo, y dejemos el punto ahí para olvidar que alguna vez a las jineteras hubo quienes las llamaron mambisas, por su condición de “luchadoras”.

Claro, es “moralmente” más cómodo comprar artículos diversos —alimentos, piezas de repuesto, ropa, calzado, cosméticos…—, y dialogar con esas personas si las llamamos luchadores y jineteras que si les decimos ladrones y prostitutas. Pero no es cuestión de vocablos, sino de normas de comportamiento y convivencia, y resulta imprescindible conocer las raíces, para tratar de limpiar de esas yerbas el país.

Probablemente parte de esas raíces se hundan en el llamado igualitarismo, no visto como aspiración que no se ha alcanzado plenamente ni en los socializados servicios funerarios, sino como fruto de prácticas y nociones que han llevado a confundir al pueblo con el lumpen. En su discurso citado, Raúl Castro señaló: “Conductas, antes propias de la marginalidad, como gritar a viva voz en plena calle, el uso indiscriminado de palabras obscenas y la chabacanería al hablar, han venido incorporándose al actuar de no pocos ciudadanos, con independencia de su nivel educacional o edad”.

Conceptos como centro y marginalidad son dinámicos, y sus connotaciones se mueven. En estas líneas no se pretende analizar a fondo el hecho de que, si uno sale por sus medios, como un paisano más, y recorre las calles de una ciudad como La Habana a pie o haciendo uso del transporte público, puede percatarse de que, a menudo, en el centro activo se ve a la chusma, y, como arrinconadas, a las personas decentes. Y un aliado natural de esa chusma son los delincuentes de cuello blanco que hasta la usan como intermediaria en el trasiego comercial —clandestino, se dice, pero con alta eficiencia— de artículos sustraídos de almacenes cuya administración se les ha confiado a ellos, o a ellas.

La chabacanería es ostentosa; pero cabe conjeturar que el núcleo duro del desorden se hallará en el manejo turbio de la propiedad social. Y quizás ese nocivo torcimiento se afinque, mucho más que en el mal entendido igualitarismo, en la vulneración de la igualdad, de la honradez con que debe ejercer su papel quien administre no un emporio privado —cuyos dueños harán todo lo posible y lo imposible para que no les roben—, sino quienes asuman la tarea de administrar, en representación del Estado, bienes públicos.

Por eso hay razones más que suficientes para alarmarse ante alguna tendencia que asoma a pedir piedad, o falta de vigilancia, para funcionarios públicos que “luchan”. En apoyo de esa tendencia se dice que nadie quiere dirigir, y que no está bien que la población ponga ojos vigilantes, de antemano, sobre quienes acepten hacerlo. Muchos no querrán ocupar cargos de dirección, pero no faltarán, ni escasearán, quienes compitan con el macao para mantenerse en su concha. Si lo hacen para defender causas justas, merecen ser felicitados; pero si los guía el propósito de mantener ventajas materiales no siempre bien habidas, toda vigilancia será poca. Nadie tiene derechos especiales sobre los bienes de la patria, que van desde el pago del transporte hasta las mayores empresas, y pasan por la información.

Difícilmente lo que le haya hecho mal al país sea el exceso de control eficaz. Lo más probable es lo contrario, y no será la fiscalización la fuente de daños que lamentar. Arduo será probar que se equivoca quien sostenga que el origen mayor de calamidades no está en descubrir deformaciones, sino en que estas se den y, al darse, muestren cómo personas llamadas a representar el orden y la honradez acumulan beneficios inmorales, nómbrese como se nombre la causa legal que se les siga cuando se descubren sus manejos. El intento de desterrar el igualitarismo mal asumido no debe conducirnos a olvidar que quien, en Cuba, acepte dirigir o administrar recursos de propiedad social, no debe aspirar a las ventajas materiales que logra un negociante exitoso en un país capitalista.

La brújula no debe descuidarse, sino todo lo contrario, porque la realidad se haga más compleja en la medida en que las formas de propiedad se diversifiquen y se interconecten. En ese entorno serán mayores los peligros; pero únicamente la legalidad, establecida claramente y aplicada con el debido rigor a partir de la Constitución, y una conciencia ciudadana cultivada con esmero, podrán poner freno a irregularidades y delitos que hacen peligrar no solo a la economía de la nación, sino a la propia sobrevivencia de esta frente a los desafíos que la asedian por fuera y por dentro. Si se da alguna contradicción entre la ética y la ley, habrá que revisar y replantearse la segunda.

En los rejuegos terminológicos promovidos por adalides de la desideologización, no es imposible oír que se desapruebe, como supuesta maniobra deslegitimadora, la aplicación del calificativo de bandidos con que se bautizó a los alzados contrarrevolucionarios que intentaron derrocar a la Revolución armados por el imperio. De hecho eran bandidos: integraban bandas. Pero está sobre el tapete algo más que un aséptico deslinde etimológico. Se trata de saber quiénes son los enemigos del pueblo.

Si aquellos bandidos sobresalieron entonces entre los enemigos de la Revolución, popular desde sus cimientos, hoy la ponen en peligro —con mayores posibilidades de éxito quizás, puesto que no forman bandas aisladas y pueden confundirse, o se confunden, con el resto de la sociedad— los que medran con la corrupción y propician que ésta se generalice. Hay que afinar la puntería en cuanta medida se aplique para no darles cuartel. Urge impedir que las normas, lejos de poner coto a los delincuentes —dicho sea en el sentido más etimológico de la palabra, aplicable a quien viola la ley—, genere más restricciones que, en vez de favorecer la productividad, ofrezcan asideros y trillos para las infracciones y, por tanto, para la corrupción, con la cual colaboran los burócratas de la inercia y las trabas.

No hay mecanismo infalible, pero cada ley, cada control, cada declaración jurada de contribuyente o funcionario, cuanto se haga en ese terreno, debe combinar prevención y pulso educativo, y la represión que sea justo y menester aplicar. Sigue siendo necesaria una carga contra los bribones, para perfeccionar la obra de la Revolución que barrió “la costra tenaz del coloniaje”, y para que no se vuelvan inútiles “en humillante suerte, / el esfuerzo y el hambre y la herida y la muerte”. Continúa en pie el reclamo de una meta mayor: “para que la República se mantenga de sí, / para cumplir el sueño de mármol de Martí”. Sólo así se le rendirá a Rubén Martínez Villena el mejor tributo a su memoria.

 

*Filólogo e historiador cubano: investigador de la obra martiana de cuyo Centro de Estudios fue sucesivamente subdirector y director. Profesor titular de nuestro Instituto Superior Pedagógico y asesor del legado martiano en los planes de enseñanza del país; asesor y conductor de programas radiales y de televisión. Jurado en importantes certámenes literarios de nuestro país.  Conferencista en diversos foros internacionales; fue jefe de redacción y luego subdirector de la revista Casa de las Américas. Realizó tareas diplomáticas como Consejero Cultural de la Embajada de Cuba en España. Desde 2009 ejerce el periodismo cultural en la Revista Bohemia.     Entre los reconocimientos que ha recibido se halla la Distinción Por la Cultura Nacional.

 

Publicado en Cuba | Deja un comentario

El barco hace aguas en #Holguín, renuncian varias Damas de Blanco

lapolillacubana26:

De blanco, la tela si acaaaaaaaaaso

Originalmente publicado en Visión desde Cuba:

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. Buscando un poco de información sobre el caso de la Dama de Blanco que irresponsablemente sacó a su hijo del Hospital Lenin de Holguín, supe que le duró bien poco la osadía y tuvo que acudir nuevamente a los servicios de otra de nuestras unidades asistenciales. Como valor agregado a lo que encontré en internet (porque ya ellas mismas se encargan de divulgar sus hazañas) que al parecer el caos reina entre las “blanquiverdes” holguineras que prefieren abandonar el barco ante las quejas, denuncias y problemas financieros del movimiento.

Ver original 369 palabras más

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Gaza en dos minutos (video)

lapolillacubana26:

Sencillo, pero certero: en Youtube búscalo en https://www.youtube.com/watch?v=RzYqaMcLPa0

Originalmente publicado en La pupila insomne:

gaza

Este breve animado, con una impresionante economía de recursos, logra sintetizar a la perfección el conflicto que actualmente desangra a Gaza.

Ver original 27 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario