#EEUU se equivoca, y más le vale cambiar

Por Patricio Montesinos*

Aguila-Estados Unidos

Eso de pretender ser el grande eternamente y para ello empeñarse en mantener a toda costa su hegemonía internacional conduce a Washington a cometer errores de cálculo estratégicos y tácticos que pueden llevar a Estados Unidos a dejar de ser la potencia que todavía es hoy.

Los cambios geopolíticos que se escenifican en el mundo actualmente, en el que otros países como Rusia y China muestran  sus músculos económicos, militares y políticos, y ripostan a la Casa Blanca, son vistos con altanería por representantes de la administración norteamericana, lejos de considerarlos un llamado a su cordura.

Esa vanidad y actuación violenta de los sectores ultraconservadores norteamericanos pueden abocarlos a una guerra de grandes dimensiones, de la que Estados Unidos no necesariamente saldría triunfante, y por supuesto podría provocar la destrucción del planeta tierra.

Ni el Pentágono, ni Washington tienen el control que hace algunos años poseían en un mundo unipolar que ya dejó de serlo con el fortalecimiento cada vez mayor de Rusia y China, y la aparición de nuevas potencias emergentes y bloques regionales capaces de variar a mediano plazo el rumbo de la humanidad.

A su vez,  la estrategia de crear el caos en diferentes países y regiones con el objetivo de sacar  provechos, como reza el refrán “a río revuelto ganancia de pescador”, se le ha convertido en un boomerang a Estados Unidos en no poco lugares.

Su delirio de grandeza y su industria armamentista los tiene empantanados en guerras sin fin como las de Iraq, Afganistán, y en otros conflictos en naciones del Medio Oriente, en los que actúan indirectamente a través de sus cada vez más débiles aliados de la Unión Europea (UE), o grupos terroristas incontrolables como el Estado Islámico (EI)

En Latinoamérica, por su parte, contrario a actuar sin beligerancia luego de dar un paso histórico e importante con el restablecimiento de las relaciones con Cuba, Washington la emprende con Venezuela, Ecuador, El Salvador, Bolivia, Brasil y Argentina,  para conseguir variar la correlación de fuerzas en favor de una derecha regional desprestigiada y sin credibilidad alguna.

Grave error de cálculo también. Estados Unidos debería armonizar con los gobiernos progresistas de la Patria Grande que hacen importantes transformaciones en favor de sus pueblos, pero que en ningún momento le han declarado la guerra, ni mucho menos.

Así se lo hicieron saber en la Cumbre de las Américas de Panamá al presidente Barack Obama, pero dicen que el hombre tropieza con la misma  piedra  tres veces, y todo indica que en el caso norteamericano es mucho más.

La agresiva campaña pre-electoral que se libra en Estados Unidos, especialmente entre los candidatos del Partido Republicano, es un presagio poco favorable para eventuales transformaciones en su política exterior, que puede aislarlos aun más y terminar como le ocurrió al Imperio Romano.

Washington podría abrirse al mundo en son de paz, aunque cuenta con poco tiempo para ello, y, dicho sea de paso, sofocar  llamas internas que tiene encendidas,  y con peligro de provocar otra guerra civil, similar a la de Secesión del siglo XIX.

 

*Periodista español residente en La Paz, Bolivia. Es corresponsal de Cubadebate.

Fuente Cubadebate

Publicado en Relaciones Cuba - Estados Unidos, Relaciones Cuba-USA | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Machismo en Cuba… ¿lenguaje de otra época?

“Bueno, pero es distinto… él es hombre”.

Aunque solo la idea parezca retrógrada, no en pocas ocasiones escuchamos esta frase como intento de solapar alguna acción del sexo masculino por la mera circunstancia de haber nacido varón y, por tanto, limitar a las mujeres por su condición de género. Lo peculiar es que muchas veces son nuestros padres o abuelos quienes aluden a esta distinción como reflejo de costumbres y estereotipos heredados.

Las conductas y pautas de comportamiento que por siglos determinaron el lugar de las féminas en la sociedad, ponen sobre la mesa el fuerte arraigo de una cultura ma­chista que ha sobrevivido a los cam­bios sociales, económicos y legales.

Si bien es cierto que la Re­volución reivindicó el papel de la mujer y la posicionó a la par del hombre, con la misma capacidad para trabajar en la agricultura, al pie de obra en una construcción o como ejecutiva de una empresa, las últimas cinco décadas de cambio no han podido borrar todavía en la esfera doméstica los ecos de la tradición patriarcal.

Las cubanas ocupan hoy día altos cargos en las esferas de la ciencia, la política, el magisterio o los negocios, sin embargo, al llegar la noche —puertas adentro— vuelven a ponerse el disfraz de Cenicienta.

Y perdónenme aquellos que se sientan erróneamente aludidos, pero la media general nos pinta un escenario en donde la mujer trabajadora es agobiada por la doble jornada laboral.

Luego de ocho o diez horas de faena, llega a la casa con el “síndrome de mujer orquesta” y el botón multitareas encendido: preparar la cena para su familia, buscar los mandados en la bodega, regar las plantas, sacar la basura y ayudar a los hijos a hacer las tareas. En tanto, su pareja se sienta a ver el canal de los deportes o se queda en los bajos del edificio conversando con los socios del barrio.

¿Cuándo fue que ayudar en los quehaceres domésticos se convirtió en sinónimo debilidad masculina? Si ambos aportan al sustento del hogar, ¿por qué algunos hombres se desentienden del cuidado de los ni­ños y ancianos y asumen que dichas obligaciones corresponden única­men­te a las mujeres?

Otras veces se trata de simple dejadez o falta de hábito. Adán repite las excusas del cansancio o de un día ocupado en el trabajo y Eva termina por aceptar, además de cónyuge, el protagónico de criada.

Y es que machismo no es solo maltratar física o psicológicamente, es sentirse incómodo porque el taxi lo conduce una mujer y subvalorar sus capacidades profesionales; es el pi­ropo ofensivo que sugiere que “ella” es poco más que un objeto; es aceptar alguna tarea en la casa co­mo arreglar la antena del televisor, pero nunca fre­gar los platos después de la cena, poner la lavadora o sacudir los muebles, como si fuera menos complicado.

Lo peor, a mi parecer, es lo vicioso del círculo. Una cadena de patrones socioculturales y estructuras discriminatorias que se transmite de ge­neración en generación y que sitúa al mal llamado “sexo débil” entre la libertad de crecer y superarse que posee actualmente, la independencia económica que ha alcanzado y el papel de subordinada que sigue desempeñando.

No parecería contradictorio, en­tonces, afirmar que en ocasiones son las propias mujeres las que siguen alimentando estos valores, ya sea por aceptar de forma espontánea y casi como natural el rol de cuidadoras; o por dejar que los más pequeños crezcan bajo la creencia de que lavar o cocinar no es cosa de “machos” y que las chicas no deben jugar fútbol o montar carriola porque son delicadas y pueden hacerse daño.

Superar estas actitudes requiere un cambio en el pensamiento, en los há­bitos y modos de actuar, una separación de lo que tradicionalmente se ha construido como lo femenino y lo mas­culino en la sociedad. En este sen­tido, algunos hombres todavía tienen bastante que aprender y de­masiados prejuicios que desterrar. Nosotras, seguir tratando de educar —y educarnos— para hacer de la igualdad algo más que un discurso de género.

 

Tomado de Granma

Publicado en Genero | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

La historia del poeta contada por sus libros

Para recordar a Eliseo en el 95 aniversario de su nacimiento, y en el 20 de su deceso, llegó hasta la sala Villena de la Uneac la narradora Josefina de Diego (Fefé), hija del poeta, quien por medio de la conferencia Lo que me cuentan los libros de la biblioteca de mi padre, compartió con exquisita puntualidad pormenores que revelaron no pocas incógnitas de la vida personal del cantor de En la Calzada de Jesús del Monte.

Un nutrido público en el que se encontraba la poetisa Fina García Marruz, tía materna de De Diego,  participó de la charla en la que Eliseo se hizo omnipresente, más allá de la vida eterna que su magisterio literario le garantiza. Los contenidos, agrupados en epígrafes co­mo Librerías e imprentas, Segunda Guerra Mundial, Una inglesa no muy británica: Mary Stanley Low  y su ancho mar, Libros raros y antiguos, El diseño de cubiertas y su evolución, El colofón y sus historias, Algunos hallazgos, De­dica­to­rias y final, develaron pinceladas de la familia que no pudieron menos que engrandecer el ya bien ganado afecto de que goza.

Durante toda su vida, desde que abrió los ojos a este mundo —cuenta Fefé— la han acompañado los libros de la biblioteca de su padre. “Ahí estamos retratados mis dos hermanos y yo, delante de esos sa­bios estantes repletos de maravillas, silenciosos testigos de todas nuestras alegrías y tristezas.

Del rasgo metódico de su carácter que extendió el poeta hasta el riguroso ordenamiento de sus libros —lo cual implicaba un extraordinario ahorro de tiempo al tratarse de una tupida biblioteca en la que encontrar un título podía “convertirse en una empresa titánica”— habló Fefé, quien ha continuado durante larguísimas jornadas de trabajo la faena que su padre nunca pudo terminar.

El engorroso empeño se le antojó a la hija, desde que lo retomara el pasado año, un regalo de cumpleaños.  Justo este tiempo le ha llevado organizarla por nombre del autor, tí­tu­lo del libro, nombre de la editorial, año de su publicación, lugar de ubicación del libro, estado de conservación y observaciones. Se trata de una biblioteca con aproximadamente cuatro mil ejemplares, con libros en  español y  en inglés.

Cubiertas, dedicatorias, pegatinas y sellos de todas las casas editoras e imprentas halladas fueron escaneadas por Fefé  al tiempo que le fueron revelando secretos emocionales de sus padres que ella nun­­ca antes alcanzara a leer, así como el en­cuen­tro con títulos de antaño, al­gu­nos muy raros, tal como deben anidar, según piensa, en toda bi­blioteca  que se respete.

Aún con temas pendientes que tratar, Fefé está consciente de que cada uno de estos subtemas que ha creado para su exposición darían para una conferencia cada uno. En su inventario recogió más de 40 librerías e imprentas en toda la ciudad de La Habana. La anécdota no puede dejar de brotar cuando se va al encuentro con tanta vida y recordó que fue en la librería Mi­nerva donde su madre, Bella García Marruz, vio por vez primera a Lezama.

Empeñada en conseguir para Eliseo el libro La mujer pobre, de León Bloy, entró en el establecimiento, donde no lo había. Ahí entablaron una conversación que concluyó en la librería La Victoria, en la que sí estaba el libro que finalmente le regaló Lezama con dedicatoria “A las hermanas García Marruz, a su distinción y a la gracia exquisita de su temperamento”.

La pesquisa fue oportuna para que Fefé reparara en que en medio de la Segunda Guerra Mundial se hu­bieran publicado tantos libros y que  “en medio de una debacle de esas dimensiones, estos países pensaran en la importancia de la cultura y quisieran preservar la producción de libros a toda costa”.

Los libros descubrieron a esa singular británica que fue Mary Stanley Low, visible en fotos de familia, que impartió clases de inglés en el Com­munity House, junto con Eli­seo, que fue poeta radicada durante más de 20 años en Cuba y que tenía ciudadanía cubana. De grandes vínculos con el surrealismo español y destacada actividad cultural en la Isla, para Fefé  “sus poemas se deberían conocer en nuestro país y debería incorporarse su nombre al Dic­cio­na­rio de la literatura cubana, por derecho propio”.

Absorta ante lo inesperado, enigmas revelados y otros que jamás confesarán sus misterios, Fefé reconoce que el trabajo ha sido un en­cuentro permanente con su padre y con sus historias de vida, como  “adentrarse en una extraña dimensión del tiempo”. “Parecía como si los libros me quisieran hablar, contarme, ‘mira, este libro lo compró tu padre en Nueva York’, o ‘Comprado con mi Bellita, (…) (Bellita luce su blusa de lunares)’”.

Ahora junto a marcadores, postales, fragmentos de cartas que dormían en los libros, que a su vez guardaban permanentes estados de á­ni­mo, escritos en un papel, o viajes que nunca llegarán a su destino, Eliseo vuelve a establecer diálogos con los suyos, compartidos por Fefé en un encuentro original y emotivo que ha hecho extensivo para que nos acerquemos más al poeta, cuando cumpliría 95 años de proba existencia.

 

Tomado de Granma

Publicado en Homenajes | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Falsos positivos sexuales? Necesitamos la verdad.

Dialogos de Paz, FARC-EP

La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, agosto 1 de 2015

 

Las FARC-EP rechazamos los crímenes sexuales contra las mujeres”

Frente a la campaña contrainsurgente disfrazada de reportes “periodísticos” publicados por diferentes medios manifestamos lo siguiente:

Rechazamos enfáticamente la continua campaña mediática en contra de las FARC-EP con el objetivo de demonizarlas, presentándolas como violadoras sistemáticas de los derechos de las mujeres. Nada más ajeno a la realidad de una insurgencia que en sus filas cuenta con el valioso aporte de muchas mujeres que conforman el 40% de sus integrantes.

Carece de lógica que una organización insurgente que ha resistido por más de 51 años resistiendo a una de las más fuertes arremetidas militares en América Latina y el mundo, pueda vivir agrediendo a la población civil, peor aún, abusando sexualmente a sus guerrilleras y a las mujeres de la población, como lo presenta, de manera amañada la Fiscalía.

Al respecto queremos precisar lo siguiente

1. La regla general para movilizarnos, en todas las regiones, en medio de la población civil, es mostrándonos ante ella; no ocultamos nuestros rostros. Así generamos confianza con los habitantes y garantizamos el respaldo de las comunidades, sin la cual no podríamos sobrevivir, ni nosotros, ni ninguna guerrilla revolucionaria en el mundo. Por tal razón, los comportamientos indebidos por parte de nuestra guerrillerada, siempre han sido denunciados por la misma población civil al mando correspondiente quien toma las medidas disciplinarias de frente a las comunidades.

2. El uso de brazaletes por parte de los guerrilleros se restringe al combate y a los actos públicos. Ningún movimiento de nuestros camaradas entre la población civil se hace con este tipo de identificaciones.

3. Es bien sabido que grupos delincuenciales han usado y usan el nombre y nuestras insignias para cometer delitos, secuestros y violaciones contra la población civil.

4. Ya sea contra mujeres de la población civil o nuestras compañeras de filas, en las FARC-EP, la violación es un delito que se paga con la máxima pena contenida en nuestros reglamentos, a través de una decisión tomada en un consejo de guerra revolucionario en el que el juez es la base guerrillera. Los eventuales casos que hayan podido ocurrir desde nuestra fundación como organización revolucionaria que, en más de 50 años, ha visto pasar por sus filas a miles de combatientes provenientes de todas las clases y estratos sociales, no representan una práctica y mucho menos una política sistemática de las FARC-EP como lo quieren presentar algunos medios.

5. Sin lugar a dudas, en el conflicto armado colombiano ha existido una política sistémica para atacar a la población civil, a través de masacres, violaciones graves a los derechos humanos de hombres y mujeres, desplazamiento forzado y en especial una política de violencia contra las mujeres. Pero no han sido las FARC-EP las victimarias. Por el contrario, es de público conocimiento que en Colombia durante más de 30 años en la más completa y absoluta impunidad, se ha implementado por parte del Estado la guerra sucia contra el pueblo y en este contexto hablamos desde la orilla de las víctimas.

6. Es innegable el hecho de que la Fiscalía y las tradicionales fuentes de inteligencia del Estado, en más de un caso han aceptado testimonios falsos por el que han caído presos decenas de dirigentes de organizaciones políticas, sindicales y sociales y que ahora buscan generar una matriz de estigmatización de la insurgencia que en nada ayuda a sacar adelante el proceso de paz.

7. En reiteradas ocasiones hemos manifestado y fundamentado el por qué de nuestra desconfianza en la justicia colombiana. Por tal razón, pedimos una investigación seria e independiente que deberá describir todo el universo de las víctimas de violencia sexual en Colombia y descubrir los hechos de modo, tiempo y lugar en que se dieron. Para esto, proponemos, en concreto, la conformación de un equipo técnico-investigativo, creado por la Mesa de Conversaciones y parte de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la no Repetición, que se concentre específicamente en hechos de violencia sexual y de género en el marco del conflicto.

8. Además, hacemos formal solicitud al señor Fiscal General de la Nación para remitir a la Delegación de las FARC-EP en La Habana, los casos de denuncias legales, cotejadas por pruebas que sugieran la implicación de integrantes de nuestra organización.

Categóricamente afirmamos que en las filas de las FARC-EP no hay espacio para la violencia contra las mujeres; solo hay espacio para el amor, la camaradería, el respeto y el reconocimiento hacia ellas. Prueba de ello es la amplia participación femenina en nuestra delegación. Juntos, hombres y mujeres luchamos ahora por un sistema integral de justicia, de verdad, reparación y no repetición que permita lo más pronto posible la reivindicación de las víctimas.

DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP.

Publicado en FARC-EP / Colombia | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Todos los pronunciamientos sobre Cuba de Hillary Clinton en Miami

lapolillacubana26:

Bueno, me complace mucho haber coincidido con un analista político de la categoría de Nestor… a Hillary, “ni tantico así” (Igual es mejor que Donald Trumpeta…)

Originalmente publicado en La pupila insomne:

Néstor García Iturbe

Democratic U.S presidential candidate Hillary Clinton makes a speech on Cuban relations at Florida International University in Miami, Florida July 31, 2015.  - RTX1ML4W Hillary Clinton en Florida International University. Miami, Florida Julio 31, 2015.

Cuando no damos toda la información, nuestro pueblo comienza a crearse una idea errónea de los asuntos.

Quizás algunos lo que desean es que se conforme esa idea errónea.  A otros los invade del facilismo , toman en sus manos el cable de una agencia estadounidense que acaba de llegar y como la cotorrita del cuento repiten lo que el mismo dice, ya sea en la prensa escrita como en la televisión. 

Ver original 1.731 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario