Suspicacias desde esta orilla…

Publicado por

relacion-estados-unidos-cuba

Por fin, las embajadas de Cuba en Washington y de Estados Unidos en La Habana deben abrir sus puertas como tales el próximo 20 de julio. En la calle, las expectativas son altas aunque, como en los pasos anteriores, el cubano promedio entiende que no son un boleto al paraíso sendas banderas ondeando de un lado y otro del mar.

Sobre todo porque reestablecer relaciones diplomáticas dista muchísimo de normalizarlas. En concreto, es más fácil decirlo que hacerlo. De hecho, desde ayer, varios expertos citados por medios de prensa coinciden en la supervivencia de ciertos puntos casi insalvables de un lado y del otro.

Por Cuba, la devolución de la base naval de Guantánamo, el levantamiento del bloqueo, el cese del apoyo a la subversión…, por Estados Unidos, los mismos temas de siempre, relacionados con algunos derechos humanos.

El clima, no obstante, es de progreso. De movimiento que, ojalá, no sea irreversible. Ambos países lo necesitan. Más allá de los discursos, el reestablecimients de relaciones diplomáticas beneficia tanto a Los Estados Unidos como a Cuba, aunque sea de maneras diferentes.

En el actual contexto de un América más integrada, Cuba es una llave de entendimiento hacia los países continentales y ella misma un mercado poco explotado que, por su cercanía y confluencias sobre todo en materia cultural, es casi natural. Y Cuba, bueno, Cuba avanzaría a años luz solo con la posibilidad de saciar su lista de la compra a la distancia de noventa millas sin necesidad del cansón juego del gato y el ratón.

Incluso manteniendo el bloqueo -que únicamente puede remover el Congreso de Los Estados Unidos- con eliminar a la isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo nos quita mil y una trabas que antes se esgrimían por la famosa ley de no comerciar con el enemigo, y eso es solo un dedo de lo que se puede lograr con algunas flexibilizaciones que sí están en manos del ejecutivo.

Pero ni siquiera esas ventajas pueden salvar un hecho que se hace cada vez más evidente en los discursos de ambos países. Se conviene en el entendimiento y en el diálogo, pero desde las diferencias. Cuba no está dispuesta a poner en la mesa de negociaciones asuntos que considera, y son, temas de autodeterminación y soberanía, a fin de cuentas en décadas de relaciones con China, no ha sido necesario que ésta cambie su sistema político que, no obstante, sus socios norteamericanos no dudan en denostar.

Estados Unidos tiene, ante sí, la típica imagen de quien está entre la espada y la pared. De un lado, la necesidad histórica y práctica de mejorar las relaciones con uno de sus vecinos más cercanos, y del otro, el poder de los grupos de presión y de un considerable número de actores políticos cuya carrera ha dependido de sus posiciones “duras” con el tema Cuba, desde la derecha. El nombre más mediático, ahora mismo, es el senador y aspirante a la presidencia Marcos Rubio, cuyo discurso sigue la línea de que cualquier acercamiento al gobierno cubano es un empoderamiento de la dictadura castrista, propio del mismo sector que ha tratado de frustrar, desde el principio aunque sin demasiada consistencia -y es mi opinión, a fin de cuentas con tanto enfadado cualquiera hubiera creído más tortuoso, por ejemplo, la exclusión de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo-, el reestablecimiento de las relaciones bilaterales.

En general, creo aunque no descarto algunos confundidos y verdaderos entusiastas de ese discurso, es una línea de necesaria coherencia con posiciones y promesas anteriores, especies de poses ante un cambio tan radical como el que se anunció aquel 17 de diciembre.

No es, empero, la línea del presidente Barack Obama. Si Raúl ha dejado clara sus posiciones, su contraparte estadounidense no ha sido menos. Desde el 17D, el presidente al que deberemos el descongelamiento de las relaciones entre dos países enemistados desde hace más de medio siglo, ha sido claro en sus propósitos:

Lo suyo es una política diferente para lograr el mismo fin que las ineficaces que le antecedieron. En sus últimas declaraciones, así lo decía: “No se trata de algo meramente simbólico (la futura visita de Kerry a la Habana para el acto de apertura oficial de embajadas)…Con este cambio podremos incrementar considerablemente nuestros vínculos con el pueblo cubano, tener más personal en nuestra embajada, y nuestros diplomáticos podrán hacer contactos más amplios en toda la isla. Esto incluirá al gobierno cubano, la sociedad civil, y cubanos comunes que aspiran a tener una vida mejor.”

Y eso es más insalvable que todo lo demás. De un lado un régimen que defiende su derecho a la libre determinación, a resolver sus asuntos internos, a decidir su sistema político, de participación, democrático…., y del otro, un régimen que intenta cambiarlo, ahora más suavemente, pero no por ello menos entrometido.

Habrá que ver hasta dónde son capaces de ceder, cada uno. De eso, y nos de las trabas que intentan para negar el dinero para la apertura de la embajada y la designación de un embajador, dependerá realmente que las misiones diplomáticas cumplan la sobreentendida promesa de mejorar las relaciones entre los dos países, promover el intercambio, el entendimiento.

Yo tengo mis dudas. No importa que en las negociaciones se tomara, como referencia del proceso que vivimos, las convenciones de Viena…A buen entendedor y a mejores hechos, pocas palabras.

Tomado de su blog La esquina de Lilith

Publicado en Relaciones Cuba - Estados Unidos, Relaciones Cuba-USA | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Consecuencias del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos

Por Jesús Arboleya Cervera*

Asta-cubaSeis meses después de tomada la decisión política de restablecer relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados, acaba de anunciarse en Washington y La Habana la concreción del acuerdo para formalizarlas y proceder a las aperturas de las respectivas embajadas.

Está claro que, por sí mismo, lo acontecido no elimina las contradicciones existentes ni garantiza su solución, máxime cuando aún persiste el bloqueo económico contra Cuba, considerado por el gobierno cubano como un impedimento para la plena normalización de las relaciones. También Obama ha reconocido esta realidad y nuevamente ha solicitado al Congreso que derogue las leyes que respaldan esta política, un objetivo difícilmente alcanzable en lo que resta de su mandato.

Aun así, lo alcanzado constituye un hito histórico y plantea un nuevo escenario de cara al futuro de las relaciones entre los dos países, con implicaciones no solo simbólicas, sino prácticas en la conducción de sus respectivas políticas.

En el caso de Cuba, implica el reconocimiento por parte de Estados Unidos de la legitimidad del gobierno cubano y, en consecuencia, de la legalidad de su política nacional, lo cual tiene importantes consecuencias para el desarrollo de las futuras negociaciones.

Para solo citar algunos ejemplos, asuntos como la definición de “tráfico de propiedades confiscadas”, término utilizado para desconocer el derecho cubano a la nacionalización y sus relaciones con terceros; la no aplicabilidad de la “doctrina del acto de Estado” para la protección de los intereses cubanos en Estados Unidos o el desconocimiento de los derechos intelectuales y de marcas cubanas en el mercado de ese país, hasta ahora prácticas establecidas en la política estadounidense hacia Cuba, constituyen actuaciones legalmente insostenibles en el contexto de relaciones diplomáticas corrientes, por lo que en algún momento tendrán que ser revisadas por la parte norteamericana.

También implica una transformación esencial del entorno en que se desarrollan las relaciones internacionales de Cuba y su inserción en el mercado mundial, al margen de lo que demore la eliminación del bloqueo económico norteamericano. Ello tiene, además, resonancia hacia lo interno de la sociedad cubana, sobre todo en el campo económico, pero también en otras esferas de la vida nacional, envuelta en sus propias transformaciones.

Para Estados Unidos el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba constituye un precedente doctrinario en su política exterior que no puede ser ignorado, toda vez que muestra una inteligente adecuación no solo de la política hacia Cuba, sino en relación a los cambios que están teniendo lugar en el resto del mundo, especialmente en América Latina y el Caribe, tal y como ha dado a entender el propio presidente Obama en su más reciente declaración y en otros momentos de este proceso.

Lo más importante quizá, es que constituye un paso prácticamente irreversible en las relaciones entre los dos países, cualquiera sea el resultado de las elecciones presidenciales de 2016. Por otra parte, jerarquiza y facilita la comunicación entre ambos gobiernos; consolida el clima de la negociación para la solución de los conflictos y otorga credibilidad al proceso de normalización de relaciones, estimulando a las fuerzas que lo respaldan en Estados Unidos y en Cuba, más allá de las diferencias y desconfianzas aún existentes.

Es también una señal para el mundo. A pesar de la asimetrías de poder entre los dos países, ha sido posible resolver un complejo problema del diferendo histórico entre ambos, mediante métodos pacíficos, en un marco signado por la igualdad y el respeto a la soberanía de las partes, lo que puede ser interpretado como un ejemplo de lo que debiera ser la convivencia internacional, donde Estados Unidos desempeña un papel determinante. Ello explica el respaldo que tal hecho ha tenido en todo el planeta y las esperanzas que ha generado.

(Fuente Progreso Semanal)

Tomado de Cubadebate

*Investigador cubano, especialista en relaciones Cuba-EEUU. Doctor en Ciencias Históricas con una decena de libros publicados

 

Publicado en Relaciones Cuba - Estados Unidos, Relaciones Cuba-USA | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en defensa de la Humanidad: Los pueblos del mundo con la República Helénica

Comunicado sobre la situación en Grecia. Por favor, subscríbelo y ayuda a circularlo con urgencia pidiendo más firmas. Pueden enviar las firmas al correo: humanidadenred@gmail.com

Carmen Bohórquez
Coordinadora General de la
Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales
en defensa de la Humanidad

 Los pueblos del mundo con la República Helénica

 Desde la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad, denunciamos con indignación el nuevo y mortífero ataque a la autodeterminación del pueblo heleno por parte de la Troika, integrada por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo (BCE), en abierta complicidad con la Banca privada, las transnacionales y los principales “líderes” europeos.

 Pero si es indignante la historia de cómo fue la propia institucionalidad europea y sus aliados los que endeudaron a Grecia fraudulentamente, todo por supuesto bajo el amparo de gobiernos colaboracionistas, más indignante y escalofriante resulta saber cuáles han sido los resultados de los ajustes y los “rescates” que dicha institucionalidad ha impuesto en los últimos seis años y que le exige al gobierno de Tsipras que profundice para “salir de la crisis”. Así las cosas, si bien el endeudamiento fue la principal excusa que se utilizó para intervenir Grecia, la verdad del caso es que desde que se puso en marcha el primer rescate en 2010, la deuda pública griega aumentó en lugar de reducirse: en 2009, representaba el 126% de su PIB (unos 301.000 millones de euros), mientras que hoy día, luego de los fortísimos recortes de gasto público que se han aplicado, sin precedentes en ningún país en la Europa de posguerra, ésta asciende a un 180% de su PIB, es decir, unos 317.000 millones de euros. Ningún dato macroeconómico ha mejorado tras la intervención de los expertos y la aplicación de la austeridad y los ajustes que, según ellos, “procuran sanear y equilibrar las cuentas”: el PIB cayó en 25%; el consumo de alimentos de la población en 28,5%; 61% ha sido la reducción media de las pensiones; el 45% de pensionistas viviendo por debajo del umbral de pobreza; 26% de desempleo y más del 50% de desempleo juvenil, todo lo cual ha desatado una fuerte ola migratoria, además de considerarse un factor determinante en el aumento del 35% en el número de suicidios en el país, registrado desde 2011. 

 Una vez más queda al descubierto la cara real del capitalismo al empujar sin misericordia al pueblo griego al borde del precipicio, con la intención manifiesta de completar su plan de apropiación del país y de sus habitantes.  La presión ha aumentado tras la convocatoria del Primer Ministro, Alexis Tsipras, a un referéndum que se realizará el 5 de julio para conocer si el pueblo griego acepta o no las condiciones impuestas por la Troika para proseguir el programa de la reestructuración de la deuda. Referéndum que les ha quitado además la careta sobre lo que realmente piensan de la democracia que dicen defender.

 Ante el mecanismo deshumanizado de endeudamiento dentro del cual los dueños del poder económico se vuelven los acreedores de una deuda promovida por ellos mismos; ante los programas de austeridad exigidos y que recaen no sobre los que más tienen sino sobre un pueblo que es empujado cínicamente hacia la miseria, hacemos un llamado a los pueblos del mundo para que hagan escuchar su indignación ante tal aberración capitalista, al tiempo que extiendan un abrazo de amor y solidaridad  hacia los hombres y las mujeres de Grecia que este domingo 5 de julio decidirán soberanamente sobre el rumbo que tomará la República en materia económica.

 Como ha dicho Tsipras, el pueblo que inventó la democracia dará a los europeos lecciones de democracia. La nación que supo ser una grandiosa civilización mucho antes que cualquier otro país europeo se pondrá sobre sus pies y levantará su cabeza. El pueblo que rechazó el ultimátum  de las fuerzas fascistas en plena guerra mundial y que resistió heroicamente, mientras otros simplemente se rindieron, dará de nuevo un gran NO. En Grecia, como en Venezuela, Siria, Ecuador y otros lugares, se juega la democracia y el futuro de la humanidad.

 

Publicado en economia mundial | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Grecia bajo el terrorismo de la UE

lapolillacubana26:

Tsipras ha acometido una tarea titánica…

Originalmente publicado en La pupila insomne:

Ángel Guerra Cabrera

tsiprasEn 2009 estalló un escándalo mayúsculo al trascender que la deuda y el déficit público griegos eran mucho mayores a lo que durante años, asesorado por el influyente banco de inversión estadunidense Goldman Sachs(GS), informó el gobierno neoliberal del partido Nueva Democracia a la Unión Europea(UE).

Ver original 702 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El Grexit, la UE y los modus operandi de la izquierda

lapolillacubana26:

“A la derecha no le ha agradado jamás preguntar al pueblo. No le agrada aún hoy: en época muy reciente Honduras sufrió un Golpe de Estado porque un Presidente, democráticamente electo, decidió llamar a un plebiscito. Decidió preguntar al pueblo. Horror. Preguntar al pueblo: delito de lesa humanidad.”

Originalmente publicado en La pupila insomne:

Rafael de Aguila
¨Aquí nuestro gobierno favorece a los muchos
en vez de a los pocos, y eso se llama democracia¨.
Pericles, Discurso a los atenienses,
461 ane

grexitLa República Romana creó la institución del plebiscitum. Una propuesta del Tribuno que, aprobada por la plebe, en el 287 a.n.e., tras la lex Hortensia, tuvo fuerza de ley. Con la caída de la República, y el ascenso del Imperio en la Roma antigua, se abrieron las puertas de lo que, a posteriori, resultaría el absolutismo monárquico

Ver original 1.920 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario