Me dicen Cuba: ¿Quién puede largarse de un lugar así?

Cuando lo que prima es el amor… #CubaEnELCORAZÓN

Por Niurka Dreke

En la maleta viajan soluciones temporales. Bien dicho. Porque la maleta del cubano no se termina nunca y peor es la que tenemos en la cabeza, que no nos permite decir hola ni adiós, sino una mueca con el rostro hasta el próximo regreso. Porque reincidimos en un hecho del cual somos inimputables. Pagamos… como si ser cubano fuera una circunstancia agravante. Hay gente que quiere cerrar la puerta, incluso hasta me han dicho: «yo no me fui, yo me largué, di un portazo y me largué». Y tú, más allá de los cristales de los espejuelos, por allá adentro, entre la hipófisis y el hipotalamo, ves la maleta, ves los candados, ves una llovizna de cables mutilados, los calzoncillos de los hijos, ves la Universidad, ves el barrio, ves la Red, el club «La Red», la primera novia, los lugares donde apretaba, la playa, los apagones…

Ver la entrada original 83 palabras más

Acerca de lapolillacubana26

Cubana, revolucionaria, solidaria, amiga y con muchas ganas de compartir contigo todo lo lindo que mi Patria puede mostrarte: mi blog es una ventana abierta sobre Cuba y el mundo, desde la verdad y la justicia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s