De cubanos ingratos

Quizá algunos no se reconozcan entre ellos: será porque no son iguales… pero de que hay como estos que Ilka refleja… no hay más que darse una vuelta por el Versalles. Por suerte, hay otros cubanos… que aunque estén ahí, sienten la dignidad de la estrella solitaria correrles por las venas…

Crónicas de una Inquilina

De recién emigrada en mi primer trabajo como niñera conocí al primer cubano ingrato, fue en la puerta de la escuela donde estudiaban los niños que yo cuidaba, en un suburbio de millonarios al norte de la ciudad. Él llevaba a sus hijos también, recuerdo que lo saludó una maestra en español y él contestó avergonzado, (la mayoría de latinos cuando aprenden a hablar en inglés se avergüenzan de hablar español y no se lo enseñan a sus hijos nacidos aquí) yo estaba a la par y no supe distinguir el acento, le pregunté y me dijo que era cubano.

Qué felicidad sentí con lo mucho que amo Cuba, pero enseguida comenzó a despotricar contra Fidel, eran bocanadas y no paraba era como si le hubieran dado cuerda, y habló maravillas del capitalismo y de Estados Unidos, por supuesto con una esposa gringa millonaria que lo tenía durmiendo en sábanas…

Ver la entrada original 893 palabras más

Anuncios

Acerca de lapolillacubana26

Cubana, revolucionaria, solidaria, amiga y con muchas ganas de compartir contigo todo lo lindo que mi Patria puede mostrarte: mi blog es una ventana abierta sobre Cuba y el mundo, desde la verdad y la justicia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s