Te conozco. Sé quién eres, sé cómo engañas. Incluso, a tus cómplices amenazas

 Por Javier Del Valle Monagas Maita, @javiermonagasm

Vas por el mundo con varias banderas a cuestas. En todas partes las blandes como señal de dominación; en una aparente intención de hacer el bien.  Aunque bajo su manto actúas accionando de manera contraria a lo que esas banderas significan. De tal forma: A) En nombre de la democracia, impones tu dictadura brutal.  B) Por defender la libertad, oprimes. C) Por derecho a la vida, asesinas masivamente. D) Por justicia, encarcelas sin juicio, ni defensa.  E) Por libre comercio, saqueas naciones. F) en nombre de la justicia internacional impones tus ilegales normas a la fuerza, sancionas injustamente y bloqueas a los pueblos que no te rinden pleitesía ni  entrega.

No solo yo te conozco. Ya el mundo sabe de tu mentira existencial.  Vives de la farsa, el engaño, el crimen, el despojo descarado, la opresión, el exterminio, la manipulación, las drogas y vicios  inmorales.

Hasta el ignorante pueblo de tu nacionalidad, religión  y costumbres, es victima de tu maldad. Le impones anti valores aberrantes, les fuerzas a creer en dogmas y religiones que cubiertos con mantos falsos de paz y amor, viven de la guerra, el odio y la perversión. El verdadero dios que les impones  – no escogen – Es el dios del dinero y el materialismo. Aunque comercias con imágenes de seres  con supuestos poderes supra naturales y santos, que solo sirven de adornos y chantajes mafiosos, con el que se cierra el circulo del oprobio celestial inexistente, que sirve de freno a las luchas populares para la liberación de la conciencia y la adquisición de la paz social sin la dictadura del capital pervertido, debido a que desde el nacimiento mismo. Es introducido a la criatura a la fuerza en todos los ámbitos existentes del individuo, desde la educación, el entretenimiento y la vida en familia desviada, regida por dogmas y sádicos con nominaciones de jerarcas como Cardenales, Obispos, Rabinos, Pastores, etc.

Te conozco. Desde tu nacimiento hasta hoy.  Llevas a cuesta millones y millones de muertes, por no decir más. En tu seno se vive la más horrible pesadilla en forma de dictadura, jamás vivida por la humanidad.  Simulas dar vida libre, cuando la realidad es lo contrario. Tu poder está radicado en una minoría de enfermos avaros, caprichosos y sanguinarios. Ellos oprimen a casi la totalidad de la población de tu nación y tratan de imponer a la fuerza esa misma dictadura al resto del mundo.  Los hijos de tu nación, son despreciados en todas partes, pues son el vehículo de muerte que utilizas para llevar tu maldad.  Ahora te ha dado por conformar ejércitos mercenarios.  Hombres y mujeres que nacieron en el seno de familias muy pobres. Empobrecidas por ti.  Pero les ofreces salvarlos de tu propia miseria reclutándolos para asesinar a otros pobres, creyendo ilusamente que defienden sus derechos, intereses y a su nación.

Se acaba tu reino de engaño.  Tu mascara se cayó. El mundo ve con claridad cual es tu verdad. Te aterra que se sepan quien eres, lo que eres y que quieres. Recurres a las maquinas para matar desde lejos. Tus drones vuelan y navegan miles y miles de kilómetros llevando el mensaje macabro de la muerte. Tus esclavos convertidos en maquinas hombres, tontas,  para matar, ya no son tan efectivas. Pueblos muy pobres y lejanos te han hecho morder el polvo de la derrota. Ahora recibes retos y respuestas, desde donde antes solo obtenías sumisión y postración. Por fin se expande la rebelión contra tu maldad. Desde todos los rincones del planeta te señalan acusatoriamente y hasta te retan a actuar.  Los países, gobierno y pueblos que demonizaste mediante la propaganda engañadora de tu maquinaria de mentir.  Ahora se levantan ante el mundo como los adalides de la verdadera democracia y libertad. Te ponen en evidencia. Tu esencia racista, discriminadora, sectarista y elitezcas, se expone ante el mundo. Se te ven las costuras imperialistas y malignas. Pero también se te ve tu mediocridad criminal.

El principio de tu fin, ya es un hecho innegable. Tu derrumbe hegemónico es evidente. No creo que la memoria de los pueblos olvide todo el mal horrible que has ocasionado. Más temprano que tarde te cobraran. Los viejos socios criminales pronto te abandonaran. Recuerda, que te acompañaban por perversos, interesados y por temor.  Ya estas descubriendo lo falso de tu grandeza criminal. La soledad del delincuente te abraza. Sentirás que jamás tuviste amigos.  Solo cómplices, hampones, que te seguían solo por obtener una tajada del botín que te robas.

No se hasta que punto tu propio pueblo esté adormecido, sometido y  manipulado. Pero se, que pronto recibirá el contagio de la ola de sublevación mundial en tu contra.  Tus propias acciones vejatorias les ayudaran a abrir los ojos.  Estas asesinando a tus negros, a los pobres, a los extranjeros. Ten por seguro que eso ocasionará una reacción destructiva.  ¿Ves lo que ocurrió en la ONU en apoyo a cuba? 91 contra 2, los solitarios 2: tu y tus amos sionistas capitalista de Israel. Si sumas a eso los fracasos de tus carnicerías en Irak, Afganistán, Siria, La patada en el trasero que te dio China en su mar territorial, tu derrota junto a los malhechores de Europa frente a Irán y el reto frontal de Corea del norte. Dan una clara visión de tu declive imparable.  Pero te juro, te vuelvo a jurar, que no quedaras impune. Pagaras tus genocidios. Eso tenlo por seguro, tan seguro, como que Bolívar, Chávez, Zamora y Robinson,  son inspiración de la región Abya Yala contra ti y tu herencia….

Tomado de su blog Planeta en peligro

Anuncios

Acerca de lapolillacubana26

Cubana, revolucionaria, solidaria, amiga y con muchas ganas de compartir contigo todo lo lindo que mi Patria puede mostrarte: mi blog es una ventana abierta sobre Cuba y el mundo, desde la verdad y la justicia.
Esta entrada fue publicada en Imperialismo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Te conozco. Sé quién eres, sé cómo engañas. Incluso, a tus cómplices amenazas

  1. Pingback: Te conozco. Sé quién eres, sé cómo engañas. Incluso, a tus cómplices amenazas | Desde Angerona te cuento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s