Carta abierta de Morena Marcos: “Yo voto a #Scioli”

Tomada de su perfil de facebook

Esto es una carta para todos mis conocidos, amigos, familiares y gente querida:

12184004_10208110967914190_6386913732333539887_oQuiero empezar por pedirle a todos que se tomen dos segundos en leerme. Hoy estamos frente a una bifurcada, y nos toca decidir por un modelo de país. Yo sé que muchos de ustedes están cansados de las peleas o las confrontaciones, por eso espero que entiendan que hoy les hablo desde mi intención de invitarlos a la reflexión, mi intención de que, por el rato que me lean, abran la mente y el corazón.

Estudio comunicación social, y conozco los efectos de un discurso que con palabras mágicas, globitos y brillantina parece que va a solucionar todos nuestros males; también conozco la vulnerabilidad del receptor por más inteligente que sea. Utilizan palabras como “cambio”, “felicidad”, “unión”, entre otras, pero las usan vacías, vacías de contenido. Yo lo que les pido es que no pierdan de vista lo que hay detrás de todas esas hermosas palabras, no compren las formas, compren el contenido.

Yo soy nacida en el año ’92, así como muchos de mi generación crecí en un país muy difícil, mi madre ganaba $280, mi hermano (con un retraso madurativo) ni siquiera cobraba pensión, mi abuelo cobraba una jubilación de $150 y mi padre, que es actor, estaba totalmente desprotegido porque no había ninguna ley que le garantizara alguna estabilidad de ningún tipo, o sea que dependía del “bolo” y los trabajos que para los actores en líneas generales son temporales. Recuerdo bien el trueque, ese lugar en el que cambiabas un bizcochuelo por carne picada, y así comías. También recuerdo bien el colegio, mis compañeros de la primaria muchos iban al colegio a comer, a veces sólo llegaban cajas de pan y se conformaban con eso y un té.

Hoy comprendo que llegamos a esa situación por un gobierno que con políticas conservadoras, de ajuste y privatización (un gobierno con las ideas políticas y económicas que pretende aplicar “Cambiemos”) nos quitaron la dignidad, el empleo y los salarios (los cuales, al igual que el señor Mauricio Macri, consideraban un gasto). También comprendo que sobrevivimos gracias a un enorme esfuerzo de mis padres, y muchas veces ayuda de amigos y parientes, pero también comprendo que salimos porque en el 2003 asumió un gobierno que realmente cambió todo, lo reconstruyó y lo recuperó. Con el tiempo las cajas de pan que llegaban al colegio se convirtieron en netbooks, el salario mínimo pasó a ser de $6000, por lo que mi madre cobraba un sueldo digno por el trabajo que hacía. La pensión de mi hermano pasó a ser de $4000, la jubilación de mi abuelo llegó a casi el mismo monto (luego falleció) y mi papá hoy piensa en jubilarse como actor. Esto realmente fue gracias a un Estado comprometido y un gobierno representativo de la voluntad popular.

Muchos aluden que en el 2000 no se compraba ni la mitad de lo que hoy se compra con $100. Es mas que obvio que con $100 hoy no se compra ni por asomo lo que se compraba en 2003, por eso me tome 5 minutos y comparé qué se compraba con $290 (sueldo mínimo en 2003) y que se compra ahora con $6060 (sueldo mínimo actual). Los resultados: En el año 2003, con un sueldo mínimo de $290 y viendo los precios de la foto, alcanzaba para comprar: 111 Seven up de 2,5 lt, 138 Coca-cola de 1,5 lt, 170 Sachets de leches La Serenísima, 200 paquetes de azúcar Ledesma de 1 k. Actualmente con un sueldo mínimo de $6060, te alcanza para comprar: 235 Seven de 2, 5 (C/u $25, 69), 242 Coca-Cola de 1,5 lt ($ 25, 00 C/u), 424 Sachets de leche La Serenísima (C/u $14, 29), 455 paquetes de azúcar Ledesma de 1 K (C/u $13, 90).

Creo que no hace falta que aclare lo mucho que creció el poder de compra del salario. Los precios son de hoy, tomados de la página de Coto digital. Cualquiera se puede sacar la venda de los ojos y chequearlo.

Nos vendieron el eslogan “cambiemos” como si fuera una publicidad de un producto en masa, pero es una promesa banal y superficial, ese cambio es lo mismo que una vez nos dejó sin país, te quiero contar que ese “cambio” es volver a las fábricas cerrándose, es la misma política que llevó a la gente a saquear supermercados, votas al “Aerolineas Argentinas nunca debería haber sido estatal”, lo mismo ENTel, YPF o AySA, votas al “los salarios son un gasto más”, es “cambiar futuro por pasado”, es al mismo tipo de política que dejó a los jubilados cobrando $150, son los científicos yéndose a “lavar platos”, es el modelo que quiere un país sometido, arrodillado y saqueado por los financieros globales chupa sangre, es el modelo que nos llevó al trueque, la política que nos dejó en el terrorífico 2001.

Yo hoy me estoy por recibir de licenciada, tengo una casa y un salario digno. Pero pienso en lxs bebés, en lxs nenes, en lxs adolescentes, en los hijxs y nietxs de todos, y pienso en que no quiero que crezcan en el país en que crecí yo. No quiero que sean otra generación que quedó traumada y que perdió la fe en el país y en la política, no quiero que se desmayen de hambre, no quiero que tengan que salir a trabajar y que por eso tengan que dejar de estudiar.

“Un país que no tiene memoria de su historia está condenado a repetirla”. No repitamos viejos errores. Yo puedo entender que quieran un cambio. Pero el cambio no es cambiar futuro por pasado.

Cuando vayas a votar pensá más allá de los papelitos, de las promesas vacías, de los discursos comerciales y de los globitos. Pensá qué representan las dos opciones. Y pensá en defender las políticas que nos devolvieron la dignidad, que nos hicieron volver a hablar de política, que le devolvió a la juventud las ganas de participar y comprometerse, que nos llevó a festejar a la plaza, QUE DEFENDIÓ LO NUESTRO, NUESTRAS INDUSTRIAS, NUESTRA EDUCACIÓN, NUESTROS TRABAJADORES Y PROFESIONALES, QUE REPATRIÓ CIENTÍFICOS, QUE DEMOCRATIZÓ LOS MEDIOS, QUE PROTEGIÓ A NUESTROS HIJOS, QUE ATENDIÓ A NUESTRAS MADRES, QUE LE DIO MEJOR CALIDAD DE VIDA A NUESTROS ABUELOS, QUE NOS DEVOLVIÓ LA DIGNIDAD, LA ESPERANZA Y LA FE EN LA POLÍTICA, EN QUE TENEMOS PATRIA.

Cuando votas, en ese sobre van tus derechos y los de quienes te rodean, votar en blanco es ser indiferente a ellos, votar amarillo es votar en contra de muchos derechos que ganamos en estos años.

“Tengo la fé intacta en la infinita fuerza del pueblo organizado como motor histórico de transformación”, al balotaje vayamos con memoria y con amor, así yo voto a Scioli.

NO CAMBIEMOS, MEJOREMOS.

Imagen agregada del fotógrafo cubano Kaloian Santos

Anuncios

Acerca de lapolillacubana26

Cubana, revolucionaria, solidaria, amiga y con muchas ganas de compartir contigo todo lo lindo que mi Patria puede mostrarte: mi blog es una ventana abierta sobre Cuba y el mundo, desde la verdad y la justicia.
Esta entrada fue publicada en Procesos electorales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Carta abierta de Morena Marcos: “Yo voto a #Scioli”

  1. Morena Marcos. dijo:

    Hola! Soy la autora de esa carta y agradezco muchísimo que la compartan y la difundan! me siento apoyada y acompañada, de corazón! Saludos! Que viva la patria grande!

  2. Morena Marcos. dijo:

    Gracias por compartir mi carta y difundirla, me hace sentir que Cuba también esta con nosotros! Viva latinoamérica unida !

  3. sos una genia total Morena y apoyo 100% lo que escribiste. Saludos!

  4. Este texto fue una respuesta tuya a un comentario mio que te molestó. Creí que en esa oportunidad habïas escrito expontäneamente como asï tambiën evaluë el tiempo que te habias tomado en el armado dando detalles precisos que ponian de manifiesto tus estudios sociales.En realidad es un eslogan que utilizas para combatir las ideas opositoras, lo que me deja claro la manera de imponer tus ideas politicas como lo requiere el modelo, a días de un barllotage.

    • Morena Marcos. dijo:

      Alicia querida, primero se escribe “Balotaje” o “Ballotage”, no BARLLOTAGE. Segundo, es evidente que no sabés nada de mi, ni en qué circunstancia me tomé el trabajo de escribir esta carta, de hecho, la escribí minutos antes de ver tu comentario vacío de contenido político y económico, apoyado en “cartelitos” que copiás y pegás de Internet. No tengo por qué darte explicaciones de en qué condiciones escribí mi carta, pero si te preocupa tanto como veo, lo escribí de forma espontánea, viajando en colectivo, desde el celular, y si me tomara el trabajo de escribirlo sentada en mi escritorio durante dos horas, tiene igual validez. ¿Sabés por qué? Porque te doy argumentos, porque estudié, me especialicé, y me informé, porque pisé los barrios, laburé y me perfeccioné para que cuando hablo, sea con fundamentos y con un análisis puntual y específico.
      No sé a que llamás “caballito de batalla”, pero te cuento, leí tu comentario, vacío, simplista, superficial, inargumentado, y pensé es exactamente a lo que me refiero en lo que acabé de escribir, y te lo mandé a vos también.
      Me da un poco de tristeza, porque en vez de contrargumentar sobre lo que te dije, sobre el crecimiento económico, sobre el rol interventor del estado, sobre la soberanía económica, política y tecnológica, sobre la inclusión social, sobre las jubilaciones, sobre el poder de compra del salario mvym, sobre la juventud comprometida, sobre la industria nacional, sobre los profesionales, sobre la educación pública, sobre la inversión en las universidades, sobre la democratización mediática, NO, sobre eso no tenés nada para “contraargumentar” con las ¿ideas políticas que defendés? No, sobre eso no tenés nada, lo único que podés decir es “me pusiste lo mismo a mi”.
      Y claro, siempre voy a decir lo mismo, siempre que me vengan con la defensa de la derecha conservadora que nos quiere chupar la sangre sólo con un mensaje superficial de marketing berreta, o realmente convencidos de que el ajuste, la privatización y la exclusión son las respuestas, SIEMPRE, voy a decir lo mismo, de la misma forma o de otras mil maneras posibles que tengo de decirlo, ¿te digo por qué? PORQUE ÉSTAS SON MIS IDEAS Y MIS CONVICCIONES, y si no te gustan NO TENGO OTRAS, yo no cambio de ideas ni de convicciones porque le gusten o no a alguien.
      Otra cosita que me queda flotando es tu definición de “eslogan”, sabés lo que es un “eslogan”? Bueno, como es evidente que no lo sabés, te cuento. Es toda “frase breve, y fácil de recordar, que se utiliza en publicidad o propaganda política, sin argumentos y habitualmente de impacto cacofónico”, Me parece que todo lo que te dije no sólo no es breve, sino que está repleto de argumentos y analiza en profundidad, hasta con análisis matemáticos lo que, evidentemente, a vos te genera dificultad “recordar”.
      Ahora, lo que me gustaría, es (aunque repitas algo, que seguramente hayas dicho en otra parte, no importa, si son palabras tuyas, eso es lo importante) me defiendas con argumentos reales, propios, con convicción lo que VOS votas y defendés. Porque no me interesa discutir si te puse lo mismo que había escrito hace dos segundos atrás en mi muro, o puse lo mismo con otras palabras, porque evidentemente lo que a vos se te dificulta discutir son LOS CONTENIDOS. Entonces, hagamos el ejercicio de, por un segundo, de dejar el maquillaje de lado, y discutir lo que realmente pensamos.
      ¿VOS QUE PENSÁS? A vos también te indigna que “cualquier” pueda ir a la universidad? A vos también te parece que los cartoneros se “roban” la basura? Vos opinás que los salarios son un gasto? Vos pensás que el que no aportó en su vida, que se joda, que no se jubile? Vos también pensás que la homosexualidad es una enfermedad? Vos tampoco apoyás la ley de fertilización asistida? Vos creer que las ets y la maternidad joven “se combaten” evitando la “promiscuidad”??? Vos también pensas que hay que hacer el ajuste “consensuado o a los golpes? Bueno por lo que veo, si, por ende, tratá de enfocarte en las “ideas” que vos y yo defendemos, y como lo hice ya, de varias formas todos estos días con muchas personas, incluyéndote a vos… Tratá de, con argumentos, refutar todo lo que dije y defender lo que pensás… Me interesa mucho comprobar que puedas hacerlo.
      Y, como dijo aquí mi amiga, las ideas políticas no se “IMPONEN” jamás, se discuten, pero entiendo que adhieras a un tipo de lenguaje más bien derechista en el que se considera al debate y a la discusión como “imposición”.

      A lapolillacubana, le pido realmente disculpas de que la “bronca” de la señora haya tenido que parar acá, pero con mucho respeto hacia usted, vi que era mi responsabilidad contestarle como autora de esa carta.

      Y, perdón mi insistencia, repito, pero lamentablemente, mi discurso siempre va a tener el mismo contenido, porque lo que reproduzco mis ideas y convicciones que SON SIEMPRE LAS MISMAS, no las vendo, ni las cambio, ni las empeño. Pero te aseguro que ESTO es lo que pienso, lo que defiendo, lo que creo, y lo que trabajo y milito todos los días de mi vida de varias formas diferentes.

      De nuevo, gracias a la dueña de este blog por querer compartir mi carta, y pido disculpas porque esta persona haya banalizado de tal manera la discusión.

      Saludos!

  5. Alicia Peyras dijo:

    Me hiciste este comentario en respuesta por mis dichos, que te molestaron. Oportunamente me llamo la atención el tiempo que te tomaste, en detalles que ponian de manifiesto tus dotes en sociologia. hoy me queda en claro es es un eslogan que tenes para imponer tus ideas politicas, reforzando un modelo en decadencia, frente al barllotage que se aproxima. Es un texto que usas como caballito de batalla .

    • No se desespere, señora, no hay que repetir el mensaje pero porfa, su bronca con Morena, en sus predios, sí? Y las ideas políticas nunca, pero nunca, se imponen.

    • Morena dijo:

      Alicia querida, primero se escribe “Balotaje” o “Ballotage”, no BARLLOTAGE. Segundo, es evidente que no sabés nada de mi, ni en qué circunstancia me tomé el trabajo de escribir esta carta, de hecho, la escribí minutos antes de ver tu comentario vacío de contenido político y económico, apoyado en “cartelitos” que copiás y pegás de Internet. No tengo por qué darte explicaciones de en qué condiciones escribí mi carta, pero si te preocupa tanto como veo, lo escribí de forma espontánea, viajando en colectivo, desde el celular, y si me tomara el trabajo de escribirlo sentada en mi escritorio durante dos horas, tiene igual validez. ¿Sabés por qué? Porque te doy argumentos, porque estudié, me especialicé, y me informé, porque pisé los barrios, laburé y me perfeccioné para que cuando hablo, sea con fundamentos y con un análisis puntual y específico.
      No sé a que llamás “caballito de batalla”, pero te cuento, leí tu comentario, vacío, simplista, superficial, inargumentado, y pensé es exactamente a lo que me refiero en lo que acabé de escribir, y te lo mandé a vos también.
      Me da un poco de tristeza, porque en vez de contrargumentar sobre lo que te dije, sobre el crecimiento económico, sobre el rol interventor del estado, sobre la soberanía económica, política y tecnológica, sobre la inclusión social, sobre las jubilaciones, sobre el poder de compra del salario mvym, sobre la juventud comprometida, sobre la industria nacional, sobre los profesionales, sobre la educación pública, sobre la inversión en las universidades, sobre la democratización mediática, NO, sobre eso no tenés nada para “contraargumentar” con las ¿ideas políticas que defendés? No, sobre eso no tenés nada, lo único que podés decir es “me pusiste lo mismo a mi”.
      Y claro, siempre voy a decir lo mismo, siempre que me vengan con la defensa de la derecha conservadora que nos quiere chupar la sangre sólo con un mensaje superficial de marketing berreta, o realmente convencidos de que el ajuste, la privatización y la exclusión son las respuestas, SIEMPRE, voy a decir lo mismo, de la misma forma o de otras mil maneras posibles que tengo de decirlo, ¿te digo por qué? PORQUE ÉSTAS SON MIS IDEAS Y MIS CONVICCIONES, y si no te gustan NO TENGO OTRAS, yo no cambio de ideas ni de convicciones porque le gusten o no a alguien.
      Otra cosita que me queda flotando es tu definición de “eslogan”, sabés lo que es un “eslogan”? Bueno, como es evidente que no lo sabés, te cuento. Es toda “frase breve, y fácil de recordar, que se utiliza en publicidad o propaganda política, sin argumentos y habitualmente de impacto cacofónico”, Me parece que todo lo que te dije no sólo no es breve, sino que está repleto de argumentos y analiza en profundidad, hasta con análisis matemáticos lo que, evidentemente, a vos te genera dificultad “recordar”.
      Ahora, lo que me gustaría, es (aunque repitas algo, que seguramente hayas dicho en otra parte, no importa, si son palabras tuyas, eso es lo importante) me defiendas con argumentos reales, propios, con convicción lo que VOS votas y defendés. Porque no me interesa discutir si te puse lo mismo que había escrito hace dos segundos atrás en mi muro, o puse lo mismo con otras palabras, porque evidentemente lo que a vos se te dificulta discutir son LOS CONTENIDOS. Entonces, hagamos el ejercicio de, por un segundo, de dejar el maquillaje de lado, y discutir lo que realmente pensamos.
      ¿VOS QUE PENSÁS? A vos también te indigna que “cualquier” pueda ir a la universidad? A vos también te parece que los cartoneros se “roban” la basura? Vos opinás que los salarios son un gasto? Vos pensás que el que no aportó en su vida, que se joda, que no se jubile? Vos también pensás que la homosexualidad es una enfermedad? Vos tampoco apoyás la ley de fertilización asistida? Vos creer que las ets y la maternidad joven “se combaten” evitando la “promiscuidad”??? Vos también pensas que hay que hacer el ajuste “consensuado o a los golpes? Bueno por lo que veo, si, por ende, tratá de enfocarte en las “ideas” que vos y yo defendemos, y como lo hice ya, de varias formas todos estos días con muchas personas, incluyéndote a vos… Tratá de, con argumentos, refutar todo lo que dije y defender lo que pensás… Me interesa mucho comprobar que puedas hacerlo.
      Y, como dijo aquí mi amiga, las ideas políticas no se “IMPONEN” jamás, se discuten, pero entiendo que adhieras a un tipo de lenguaje más bien derechista en el que se considera al debate y a la discusión como “imposición”.

      A lapolillacubana, le pido realmente disculpas de que la “bronca” de la señora haya tenido que parar acá, pero con mucho respeto hacia usted, vi que era mi responsabilidad contestarle como autora de esa carta.

      Y, perdón mi insistencia, repito, pero lamentablemente, mi discurso siempre va a tener el mismo contenido, porque lo que reproduzco mis ideas y convicciones que SON SIEMPRE LAS MISMAS, no las vendo, ni las cambio, ni las empeño. Pero te aseguro que ESTO es lo que pienso, lo que defiendo, lo que creo, y lo que trabajo y milito todos los días de mi vida de varias formas diferentes.

      De nuevo, gracias a la dueña de este blog por querer compartir mi carta, y pido disculpas porque esta persona haya banalizado de tal manera la discusión.

      Saludos!

      PD.: COPIÉ DE NUEVO LA RESPUESTA; PORQUE SE VE QUE ESO TE MOTIVA A CONTESTAR, SALUDOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s